Perera corta tres orejas en la Feria de Cali

Miguel Ángel Perera ha salido por la puerta del Señor de los Cristales tras cortar tres orejas en el quinto festejo de la Feria de Cali. El extremeño cortó una del segundo, al que toreó con mucho poder, y dos del segundo, tras una actuación excelsa, plena de poder y capacidad. El toro fue premiado con la vuelta al ruedo. Iván Fandiño había firmado una faena notable frente al tercero, pero falló con la espada. Fue feamente volteado por el quinto, por lo que fue trasladado al Hospital de Cali para descartar posible fractura de costilla. Luis Miguel Castrillón fue ovacionado tras estoquear al primero, el toro de su alternativa y cortó una oreja del sexto. Se lidiaron toros de Ernesto González, de juego variado.

Miguel Ángel Perera toreó con mucha hondura al segundo, un toro colaborador al que el extremeño entendió a la perfección. Le dio la distancia justa para aprovechar su fijeza y su recorrido en tandas muy poderosas y templadas, bien hilvanadas. Cobró un estoconazo y paseó una oreja. Toreó a cámara lenta y con mucho mando al cuarto de la tarde, un toro noble pero algo soso. Lo puso todo el extremeño para firmar muletazos sobresalientes en una faena muy seria, de las más importantes que se han visto hasta ahora en Cañaveralejo. No mató a la primera, pero sí a la segunda.

Iván Fandiño se impuso al tercero, un toro remiso a embestir y sin entrega, al que el de Orduña obligó a embestir a base de técnica y buena colocación. Su faena, que brindó al público, fue un ejemplo de lidia inteligente y capaz. No acertó a la primera con la espada. Lo puso todo de su parte con el quinto de la tarde, un toro complicado con el que hubo de hacer un esfuerzo. Firme Fandiño, que llegó a ser fuertemente volteado, aunque se recompuso. No anduvo acertado con la espada y fue ovacionado, como recompensa por el esfuerzo.

Hizo las cosas bien Luis Miguel Castrillón ante el toro de su alternativa. Fue un toro con calidad y dulce embestida, al que muleteó con gusto, sobre ambas manos. Cobró una estocada entera y fue ovacionado. Anduvo voluntarioso frente al sexto, un toro manejable de Ernesto González, con el que dejó detalles de buen gusto. Fue premiado con una oreja.

Plaza de toros de Cañaveralejo. Quinta de Feria. Algo más de media plaza. Toros de Ernesto González, el cuarto premiado con la vuelta al ruedo. Miguel Ángel Perera, oreja y dos orejas; Iván Fandiño, ovación y ovación y Luis Miguel Castrillón, que tomaba la alternativa, ovación y oreja.