Se solicita la suspensión cautelar de la Feria de Burgos por ausencia de enfermería

A pocos días del comienzo de la feria, el Tribunal Contencioso Administrativo recibe una petición de suspensión cautelar de la Feria de Burgos

Plaza de toros de Burgos
Plaza de toros de Burgos

Jesús Urdiciáin, el anterior concesionario de la enfermería de la plaza burgalesa, ha denunciado y calificado como «perversión manifiesta», el hecho de que la plaza no cuente con enfermería permanente desde su última remodelación y que se tenga que depender de una unidad móvil, que en muchos casos resulta insuficiente, como se demostró durante la cogida que sufrió el año pasado Joselito Adame. Para este año, después de dos temporadas sin la enfermería, se planeaba la reconstrucción de la misma, que fue demolida por error durante la remodelación de la misma plaza, pero no se pudo llevar a cabo por desajustes presupuestarios. Por todo ello Urdiciáin ha solicitado la suspensión cautelar de Las Fiestas de San Pedro y San Pablo ante el Tribunal Contencioso Administrativo, al que ha declarado que existen «circunstancias de especial urgencia» para suspender cautelarmente la feria. Además, recuerda que la existencia de enfermería permanente es un requisito indispensable para la celebración de este tipo de festejos, dadas las elevadas probabilidades de que se produzca algún accidente.