Actualidad

De políticos a productores

Hillary Clinton sigue los pasos de los Obama y se lanza al universo televisivo al participar en la adaptación de «The Woman's Hour»

Hillary Clinton sigue los pasos de los Obama y se lanza al universo televisivo al participar en la adaptación de «The Woman's Hour».

Publicidad

Decía Federico Fellini que «condenar la televisión sería tan ridículo como excomulgar la electricidad o la teoría de la gravedad» y qué razón tenía el fallecido director italiano. El poder de la pequeña pantalla como medio de comunicación de masas es innegable y difícilmente rebatible, sobre todo en los tiempos globales que corren, en los que hasta las figuras políticas más rutilantes del planeta se han dejado engatusar para metamorfearse como productores. La última en caer en las redes televisivas: Hillary Clinton. La ex primera dama acaba de anunciar en Twitter su debut: «Estoy emocionada de unir fuerzas con Steven Spielberg para llevar el libro de Elaine Weiss «The Woman's Hour» a la TV», señala la ex candidata del partido demócrata sobre la adaptación de esta novela ambientada en el verano de 1920 y que relata la historia de aquellas mujeres que hicieron frente a presiones económicas, raciales y políticas para ganar el derecho al voto. Esta primera incursión de Clinton será de la mano de Amblin TV, la productora cofundada en 1981 por el cineasta estadounidense y de la que han surgido éxitos como «Urgencias».

Precedente, los Obama

La ex senadora no es una pionera en esta pirueta de la política a lo audiovisual. La diplomática sigue los pasos del matrimonio Obama, que el pasado mes de mayo firmó un acuerdo con la plataforma Netflix para producir en exclusiva documentales, series y películas. Para poder desarrollar esta alianza con la compañía de «streaming», el ex presidente estadounidense y su esposa han creado una productora, Higher Ground Productions, a través de la que gestarán los contenidos originales. «Uno de los placeres de nuestros años de función pública fue conocer a tantas personas fascinantes de todos los orígenes y ayudarlos a compartir sus experiencias con una audiencia mayor», confesó el ex mandatario en un comunicado de prensa, en el que su esposa también se congratulaba de un contrato que permitirá que sus historias «inspiradoras» puedan llegar a una audiencia potencial de 120 millones de usuarios. Nada se sabe del montante económico que recibirá la pareja, pero es conocido y notorio que el operador invertirá este año 8.000 millones de dólares para la producción de cine y televisión.

Publicidad