Televisión

La penúltima espantada de La 1

Los hermanos Torres anuncian a través de las redes sociales que dejan su programa culinario a partir de marzo para dedicarse a sus proyectos fuera de la pequeña pantalla.

Los hermanos Torres anuncian a través de las redes sociales que dejan su programa culinario a partir de marzo para dedicarse a sus proyectos fuera de la pequeña pantalla.

Publicidad

Según los hermanos Torres no es un adiós a la televisión sino un hasta luego. A través de un comunicado difundido en Twitter, los gemelos explican que su espacio diario en la franja matinal de La 1, «Torres en la cocina», ya no estará presente en la programación de la cadena a partir de marzo. Las últimas entregas las grabarán en febrero. Así, ponen fin a cuatro años de colaboración con la corporación y más de 900 emisiones. ¿Las causas? Según afirman «necesitamos centrarnos en nuestros proyectos fuera del mundo de la televisión. El programa ha sido un continuo aprendizaje para nosotros y una experiencia maravillosa», para después dar las gracias a RTVE y a Lavinia, la productora del programa.

Pobre cuota de pantalla

Detrás de su marcha pueden estar los malos datos de audiencia que han bajado progresivamente. Este martes «Torres en la cocina» registró un 6,6 por ciento de cuota de pantalla y 380.000 espectadores cuando en sus mejores tiempos llegaron a un 10,6. No se puede obviar que compartir horario de emisión con «Karlos Arguiñano en la cocina» les perjudica, puesto que ese mismo día obtuvo un 13,1 por ciento y 763.000 espectadores. También influye el efecto arrastre del programa que le antecede «Más desayunos», que ese mismo día obtuvo un 7,2. La decisión de la administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, de eliminar por sorpresa «Saber vivir» y «Amigas y conocidas» en el mes de agosto en beneficio de la tertulia de actualidad presentada por Xabier Fortes, lejos de fortalecer la mañana de la cadena pública la ha debilitado. El programa de salud tenía un 8,6 de «share». Mientras, el espacio conducido por Inés Ballester –que fue desterrada de la corporación y se ha incorporado a Telemadrid– se despidió con una media del 8,8 por ciento de «share». Mateo quería dar más empaque político a la franja matinal y los resultados son decepcionantes. «Corazón», con Anne Igartiburu, resiste con dignidad con un 9,3 por ciento de cuota y casi un millón de espectadores.

El tirón mediático de los hermanos Torres no es desdeñable a pesar de sus pobres datos. Protagonizan los anuncios del supermercado de unos conocidos grandes almacenes y sus libros de recetas han estado entre los más vendidos. Han dicho que no se cierran las puertas de la televisión y puede que estén en la órbita de Mediaset –que hace unos meses barajó la posibilidad de incluir en su parrilla un programa del corte parecido al que ellos hacen en La 1 después del fiasco de «Mi madre cocina mejor que la tuya»– o en Canal Cocina incluido en la oferta de la mayoría de las plataformas de pago.

Publicidad