Actualidad

Matías Prats: «Claro que me importan las audiencias, si no sería estúpido»

El periodista afronta una nueva temporada en «Antena 3 Noticias fin de semana» junto a Mónica Carrillo

Matías Prats / Atresmedia
Matías Prats / Atresmedia

El periodista afronta una nueva temporada en «Antena 3 Noticias fin de semana» junto a Mónica Carrillo.

Una leyenda viva del periodismo que sigue en forma pese a estar a punto de cumplir los 66 años. Ésta no ha sido la única celebración en estos últimos días para Matías Prats, uno de los conductores más importantes de la historia de la comunicación en nuestro país. Con el arranque de la nueva temporada «Antena 3 Noticias fin de semana», el tándem formado por Prats y Carrillo cumple 10 años. Una fórmula que cada año funciona mejor en audiencias y que el pasado mes marcó el liderazgo las jornadas de sábado y domingo con un «share» del 12,8 %, más de 1,2 millones de espectadores.

–¿Impone respeto a las nuevas generaciones?

En la primera reunión con presencia de becarios me siento muy vigilado, me miran con cierto respeto. Sin embargo, en cuanto gasto un par de bromas, todo se vuelve ameno. Además, doy algún consejo, pero ni he dado clase ni he sido maestro ni he querido coger un curso para impartir en alguna universidad porque nunca me he considerado con la altura y el conocimiento suficientes para ello. Conocí a un tipo que se llamaba Matías Prats (padre) que sí podía dar lecciones.

–Es líder junto a su compañera Mónica Carriño. ¿Le preocupan las audiencias?

Claro que me importan, sería un tipo estúpido si no me importaran, soy el primero que está contento con lo que está pasando con nuestros informativos. Hay que recordar que en 2004 rompemos la hegemonía de la televisión pública. Esto tan pronto viene como se va, por eso hay que trabajar día a día, hora a hora.

–¿Va a echar de menos la «Champions»?

Sabía que esa pregunta iba a llegar (risas). He pasado tres años fantásticos porque además el éxito ha acompañado a nuestras retransmisiones y ha sucedido algo inaudito en la historia de las emisiones de esta competición: en nuestros tres años de contrato ha ganado tres títulos un equipo español, el Real Madrid, en Antena 3. ¡Mira, me ha quedado un poco redondo el titular! (risas). Que venga otro y lo repita.

–¿Cómo es el cambio de trabajar los fines de semana?

He ganado mucha paz y tranquilidad pero creo que esto lo he conseguido porque la experiencia me ha llevado a situaciones límite y a otras muy positivas que me hacen ver el presente de una manera de una forma más clara.

–¿Qué deporte le apasiona?

Pasé por diferentes a lo largo de mi vida; ahora me estoy adecuando a la edad y a la respuesta física que puedo aportar a la hora de practicarlo. Dejé el fútbol, después abandoné el tenis, que era uno de mis grandes deportes, más tarde tampoco podía esquiar por la rodilla y ahora lo que hago es mucho mantenimiento. Tengo un par de máquinas en casa, practico un poco de bicicleta con los amigos, pero no me verás en una cancha de baloncesto, desafortunadamente. Sí que nado mucho, cojo mi tubo, mis gafitas y voy a un sitio donde todavía se ve el fondo y me paso horas nadando.

–¿Sigue aprendiendo del periodismo?

Todos los días se aprende algo y el día que no es así me voy a la cama intranquilo. Digo: voy a coger un periódico, ¡el vuestro el primero! (risas), lo repaso y siempre encuentro algo que, al final, servirá para el fin de semana.

–¿Qué opina de las «fake news»?

Es complicado. Recuerdo que tuve una conferencia con profesores de educación básica y les propuse una asignatura, no una como tal, sino un apéndice a cualquiera de las que ellos daban: expresarse en público. Lo de las «fake news» se podría sumar a una serie de recomendaciones para que nuestros alumnos saliesen más preparados para una sociedad competitiva. Muchos tienen conocimiento pero los chavales saben que las redes son una herramienta que está al alcance de todos, positiva, pero, al mismo tiempo, peligrosa.

–¿Cómo valora la llegada de Rosa María Mateo a RTVE?

Trabajé con ella. Deseo que le vaya fantásticamente bien. Salí de allí y dejé muchos amigos. Aquella televisión me formó y siempre le he mostrado toda mi gratitud.