¿Quién vota y quién pasará a la gala del sábado?

Representantes de 19 países compiten para lograr los 10 puestos de finalistas en Eurovisión

Amaia y Alfred, representantes de España en Eurovisión,  mientras atendían a sus fans en la «Blue Carpet» de Lisboa
Amaia y Alfred, representantes de España en Eurovisión, mientras atendían a sus fans en la «Blue Carpet» de Lisboa

Representantes de 19 países compiten para lograr los 10 puestos de finalistas en Eurovisión.

Después de una semana de ensayos, hoy arranca el Festival de Eurovisión en Lisboa con la primera de dos semifinales. Esta noche los representantes de 19 países cantarán en el Altice Arena, y el jueves, actuarán los de los 18 restantes. No todos llegarán a la final del sábado. De los 43 Estados que compiten en la edición de este año, apenas 26 tienen acceso a la gala final: los mejores 10 de cada semifinal, los «Big Five» –Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido– y Portugal, el país anfitrión. En cada semifinal podrán votar los jurados nacionales y los telespectadores de los países que compiten esa noche, y de la mitad de los seis Estados que son finalistas; España, Portugal y Reino Unido tienen derecho a voto hoy, mientras que Alemania, Francia e Italia podrán pronunciarse el jueves.

Claros favoritos

Este año ya hay claros favoritos, que señalan que Netta Barzilai, candidata de Israel, encabeza la lista. Le sigue el veterano Alexander Rybak, el violinista noruego que ganó el Festival en 2009, y el dúo francés Madame Monsieur, que canta sobre el drama de los refugiados. La estonia Elina Nechayeva se sitúa en cuarto lugar gracias a su voz lírica, mientras que la energética canción «Lie to Me» del checo Mikolas Josef es la quinta mejor valorada. De momento, las casas de apuestas sitúan al dúo español formado por Amaia y Alfred en el decimotercer lugar. Aunque la pareja causó buena impresión en los ensayos, han tenido mala suerte en el sorteo que determina cuándo actuarán en la final: será en la primera mitad del espectáculo, algo que ha hecho poca gracia a los intérpretes, que preferían hacerlo antes de las votaciones.

Tras el éxito del «Cantar pelos dois» de Sobral, en esta edición Portugal ha apostado por una balada: «O Jardim», de Isaura y Cláudia Pascoal. Dada la dificultad de ganar Eurovisión dos años consecutivos –algo que solo cuatro países han logrado, entre ellos, España en 1968 y en 1969, en la que empató con Francia, Países Bajos y Reino Unido–, las intérpretes se conforman con contentar a los espectadores.

mientras que el país anfitrión tiene como objetivo lograr que el Festival transcurra con total normalidad para los casi 100.000 asistentes.