Un buque de la Armada mexicana se convertirá en el primer arrecife artificial del Pacífico

Fotografía del buque Uribe, en Rosarito (México)
Fotografía del buque Uribe, en Rosarito (México)

El buque Uribe 121, donado por la Armada de México, será hundido el próximo 21 de noviembre en la playa mexicana de Rosarito para convertirlo en el primer arrecife artificial del Pacífico norte, informó hoy el Gobierno estatal de Baja California. La inmersión del barco marcará el inicio del proyecto Parque Submarino Rosarito, que contará con un área de más de 40 hectáreas submarinas, lo que dará una vocación extraordinaria no sólo a Rosarito, sino a todo el noroccidental estado de Baja California, añadió el Gobierno del estado en un comunicado.

El Parque estará formado por cinco espacios de actividad marina y terrestre y cumplirá con el compromiso de la biodiversidad, que permitirá la reproducción de especies en una zona desértica.

Combatirá la pesca ilegal y funcionará como laboratorio científico para conocer las especies y su forma de vida, además de generar conciencia sobre el cuidado del medio ambiente y la vida marina.

El hundimiento del Uribe 121 será el primero de muchos más para crear una zona que será llamada el "Cementerio de Buques".

Fuentes de la Secretaría de Turismo de la localidad calculan que la derrama económica del complejo será de entre 50 y 60 millones de pesos (2,7-3,2 millones de euros) al año, repartidos en las industrias gastronómica, hotelera y de turismo de aventura, entre otros.

Un arrecife artificial no sólo contribuye a la generación de espacios para la nueva vida submarina que coloniza, sino a la disminución de la presión en torno a los arrecifes naturales sobre explotados.

Además de convertirse en un sitio alternativo para el buceo, está el beneficio económico que genera la llegada de ecoturistas aficionados a explorar las embarcaciones hundidas.

El jardín escultórico será una gran galería de arte submarino con piezas hechas de cemento y hormigón. Desde el Centro de Monitoreo en Puerto Nuevo se podrá ver desde tierra lo que sucede en las profundidades del mar.

Rosarito fue escenario de la filmación de la película "Titanic"y, a manera de homenaje, se sumergirán reproducciones de piezas del legendario barco que naufragó en abril de 1912. Efe