Carrís Porto Ribeira, un mirador privilegiado al río Duero

Ya sea en su hotel de cuatro estrellas o en su formato de apartamentos, la cadena española Carrís se alza como una opción ideal para conquistar Oporto con niños gracias a su ubicación y sus comodidades.

Ya sea en su hotel de cuatro estrellas o en su formato de apartamentos, la cadena española Carrís se alza como una opción ideal para conquistar Oporto con niños gracias a su ubicación y sus comodidades.

Aunque Oporto es una ciudad relativamente pequeña y manejable para el viajero, conviene elegir bien el hotel en el que nos alojamos para sacar el máximo partido al destino. La oferta de establecimientos es variada, pero puestos a elegir, resulta un acierto optar por la cadena española Carrís y su Hotel Porto Ribeira, ubicado a un paso de la Plaza de la Ribera y el Palacio de la Bolsa.

De categoría cuatro estrellas, el establecimiento cuenta con 159 habitaciones, muchas de ellas con espectaculares vistas al río Duero. De hecho, uno de los mayores encantos que propone es el de tener el privilegio de despertarse contemplando la ribera del río arropado por el famoso puente de Luis I. Sin embargo, mirando al interior, las estancias presumen de una arquitectura renovada y muy funcional, con un mobiliario sencillo y todos los detalles necesarios para disfrutar de una estancia cómoda y práctica. Y si se viaja en familia, existe la posibilidad de elegir alguna de las habitaciones triples, espaciosas y especialmente pensadas para ir con niños, ya que cuentan con dos camas twin y otra individual.

Además de la perfecta ubicación, que permite recorrer Oporto a pie de forma muy desahogada, Carrís Porto Ribeira tiene en su interior un pequeño gran tesoro en forma de restaurante gastronómico. Se trata de Forno Velho, un coqueto espacio bajo bóvedas de piedra, totalmente renovado y ampliado, que ofrece lo mejor de la gastronomía portuguesa. Aquí el huésped puede disfrutar de desayunos bufé, así como almuerzos y cenas a la carta en un ambiente elegante y muy acogedor, donde degustar platos de la cocina tradicional con cierto sabor a modernidad. Además, tiene acceso directo desde la calle San Joan, por lo que también es apto para clientes externos del hotel.

Para relajarse de forma más informal es posible dejarse caer por el Nomadik Lounge Bar, el secreto mejor guardado del establecimiento. Este espacio cuenta con una decoración vanguardista y moderna entre la que destaca una barra diseñada y construida por el afamado escultor Paulo Neves. Se trata de un lugar tranquilo en el que ver y dejarse ver, relajarse en su sorprendente terraza interior, disfrutar de gastronomía internacional en formato tapas o saborear un cóctel en un ambiente «cool».

Otra buena opción para aquellos que viajan con niños es decantarse por The Arc Carrís, pues se trata de la combinación ideal entre apartamento y hotel. En concreto, estos espacios están diseñados para dos, cuatro y seis personas, acondicionados con todas las prestaciones, como sala de estar, cocina equipada con vitrocerámica, frigorífico con congelador, lavavajillas, microondas, tostadora, batidora, hervidor de agua y cafetera, además de wifi, servicio de limpieza diario y conserjería 24 horas.

En detalle

- Hotel Carrís Porto Ribeira se sitúa en el número 1 de la Rua Infante Dom Henrique, junto a la ribera del río Duero

- Los apartamentos The Arc Carrís se ubican en Rua de São João, 48 y están pensados para dos, cuatro y seis huéspedes

- Más información en www.carris hoteles.com