Málaga y los «hostel», turismo cultural y urbano

Terraza del "Alcazaba Premium Hostel"
Terraza del "Alcazaba Premium Hostel"

Málaga es el destino urbano en España que más ha crecido en los últimos diez años, lo que ha supuesto un incremento de sus plazas hoteleras, y en particular la proliferación de un modelo de establecimiento de origen centroeuropeo muy ligado al turismo de ciudad y cultural, el "hostel".

En una somera búsqueda en buscadores de internet se pueden encontrar en la ciudad de Málaga en torno a unos 45 "hostel", según indica a Efe el profesor de la Facultad de Turismo de la Universidad de Málaga Antonio Peláez, cifra que ha aumentado de forma considerable ya que hace un década no llegaba a la media docena.

El "hostel"o albergue, si se traduce del inglés, es un concepto de establecimiento con características propias reconocibles, clientela joven que busca conocer gente, algo que se propicia con facilidad en las zonas comunes de estos locales, el hospedaje es barato y su buena ubicación en el centro de las urbes.

El "hostel"está muy ligado a las actividades urbanas, y sobre todo culturales -museos y música-, pero, a juicio de Peláez, el hecho de que estos establecimientos se hayan asentado y multiplicado en la ciudad no sólo es debido al fortalecimiento de Málaga ciudad como destino turístico cultural.

"No es la consecuencia principal, la actividad cultural atrae mucho turismo joven, pero que se haya liberado el suelo, y que sea barato poder comprar un local, un edificio o un trozo de terreno en el centro de la ciudad también ha ayudado a que proliferen", ha añadido.

Peláez ha explicado que la oferta museística y cultural hace un efecto llamada importante, pero al cliente del "hostel"le atraen además otros factores del lugar que eligen visitar, como la oferta gastronómica y de ocio nocturno, además de que investiga en internet y redes sociales mucho sobre el destino.

Sobre el perfil del cliente del "hostel", Peláez ha mencionado que están acostumbrados a "patearse los centros de la ciudades con la mochila a cuestas"y a viajar solos, algo con lo que están más familiarizados los extranjeros que los españoles.

El "Alcazaba Premium Hostel" abrió en febrero de 2015 en pleno centro histórico de la ciudad, al lado de la Alcazaba de Málaga y del Teatro Romano, y el socio del establecimiento y "Mister Mundo"en 2007, Juan García, ha explicado que el cliente busca cuando va a un "hostel"es una buena ubicación.

"Los clientes quieren visitar museos, la alcazaba, la catedral, ir a la playa, al cine, al teatro, quieren ciudad", ha detallado García.

Sobre el establecimiento, el empresario ha destacado que como añadido a los clientes tienen una terraza con vistas a la ciudad y la Alcazaba y ha mencionado que a pesar de ofrecer un servicio de comodidad por encima de la media de cualquier "hostel", sigue conservando su "esencia hostel".

Por su lado, la encargada de redes sociales del Chinitas Urban Hostel -ubicado en el conocido Pasaje de Chinitas y que posee una terraza con vistas a la Catedral-, Marina Caparrós, explica que veían el crecimiento de turismo de gente joven y el crecimiento de los "hostel"en Málaga, hecho que los impulsó a abrirlo.

"Funcionamos muy bien por internet, pero hay mochileros que pasan por la zona y directamente cogen habitación. Tenemos de todo, pero sobre todo gente joven y abierta que no le importa compartir habitaciones", ha agregado.

Por otro lado, el socio del Oasis Backpackers Hostel Málaga -ubicado a espaldas del Museo Carmen Thyssen-, Alfredo M. De la Rosa, ha detallado los clientes que acuden a su establecimiento buscan algo menos rígido que un hotel, más flexible y, además, donde se fomenten las relaciones entre viajeros.

Efe