Actualidad

El Resurrection Fest deja una de las imágenes del año

Un joven con parálisis cerebral es aupado por parte del público para que pueda ver a los cantantes

Un joven con parálisis cerebral es aupado por parte del público para que pueda ver a los cantantes

Publicidad

A veces, la música trasciende a algo más que los propios sonidos. A veces, la música es más que melodías y ritmos acompañados de letras con mensaje contundente o vacío. A veces, la música es humanidad, y ello se ha visto en la actual edición del Resurrection Fest.

Daniel Cruz es fotógrafo y está especializado en la música. Tal y como dice su carta de presentación, ha trabajado profesionalmente para festivales y artistas como La Pegatina, La Raíz, SFDK o Natos y Waor, entre otros. Pero en esta edición del Resurrection Fest es posible que haya conseguido su foto más sentida: un chaval con parálisis cerebral, postrado en su silla de ruedas, es aupado por buena parte de los espectadores para que presencie con sus propios ojos el directo. Sin duda, un momento muy emotivo que no morirá: el tiempo pasa, pero gracias a la perdurabilidad de las fotos, quedará para siempre grabado.