MENÚ
martes 17 octubre 2017
21:39
Actualizado
El Tiempo
  • 1

El comunista no tan ortodoxo que apadrinó a Pablo Iglesias

El cabeza de lista de Unidos Podemos por Córdoba acapara casi medio siglo de militancia forjada desde los tiempos del PCE clandestino. La trayectoria política del secretario general del partido morado no se comprende sin su relación de maestro y aprendiz.

Ramón Tijero. 

Tiempo de lectura 4 min.

19 de mayo de 2016. 02:27h

Comentada

ETIQUETAS

13 de diciembre de 2015. A una semana justa de las elecciones generales del 20-D, Podemos organiza su gran mítin de campaña en la Caja Mágica de Madrid. La formación morada ha puesto toda la carne en el asador y ha recurrido incluso a la presencia de Ada Colau. En un momento dado, Pablo Iglesias se abraza emocionado a un hombre que se encuentra en primera fila. Para muchos de los presentes se trata de un gesto más. Incluso algunos le atribuyen algún tipo de parentesco. Y no les falta razón.

Porque la persona a la que se abraza el número uno de Podemos es su 'padre político', como él mismo le ha denominado. Se trata de Manuel Monereo y su presencia tiene clave interna porque es, ni más ni menos, que un histórico militante vinculado al Partido Comunista de España y a Izquierda Unida (IU). Pero también uno de los partidarios de la confluencia de IU con Podemos. Una tesis que le ha llevado a renunciar como miembro del Consejo Político Federal después de ser criticado como “submarino” del partido morado. Su presencia, al igual que el abrazo, tienen clave interna en ambos partidos.

Cinco meses después la postura de Monereo ha triunfado e IU y Podemos caminan de la mano hacia el 26-J en gran parte gracias a las gestiones de este histórico comunista que no tiene inconveniente en reclamarse como un “populista de izquierdas” y en fustigar los valores de la corrección política de su propio campo al definirse como “nacional-bolchevique”.

Con una trayectoria política que comenzó a fraguarse a finales de los años 60 en el PCE clandestino, Monereo ha conocido todos los dímes y diretes de ese sector en España hasta el punto de haber sido expulsado del partido en 1978. Pese a que se embarcó en el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) -una escisión 'soviética' enfrentada al eurocomunismo de Santiago Carrillo y liderada por Ignacio Gallego-, la ortodoxia no ha sido lo suyo. En 1987, como secretario de la rama andaluza del partido, el PCPA, dio una rueda de prensa conjunta con el miembro de la Mesa Nacional de Herri Batasuna (HB) Txomin Ziluaga, para mostrar su rechazo al pacto contra el terrorismo.

Pero Monereo siempre ha ido bastante por libre en su papel de ideólogo. Lo fue del 'sorpasso' de Julio Anguita, con quien mantuvo una estrecha relación, y lo es en la actualidad, donde ha llegado a reclamar el referéndum sobre Cataluña al considerar que lo ganaría la permanencia en España. Con un perfil muy interesado por las cuestiones intelectuales, Monereo es un habitual de las tertulias de 'Fort Apache' en Hispan TV. Pero, a diferencia de Iglesias y otros contertulios que se dejan llevar por el academicismo, aporta una visión más realista y menos etérea de las cuestiones.

En todo caso, Iglesias no sería lo que es de no ser por su relación con Monereo, al que conoció a mediados de los 90 cuando éste era responsable de formación en el PCE. Tanto el líder de Podemos como Tania Sánchez han sido habituales de su domicilio para debatir, trazar estrategias o recabar consejo y algunas de sus preocupaciones han sido comúnes. A principios del siglo XXI, cuando Iglesias militaba en el movimiento antiglobalización, Monereo ejercía como responsable de esa cuestión en el PCE. Y el mismo día en que el secretario general del partido morado lanzaba su discurso de la cal viva en el Congreso de los Diputados, su 'padre político' lo seguía desde la tribuna de invitados. Golpear juntos, marchar separados.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs