Argentina supera los 10.000 muertos por coronavirus

Argentina superó el lunes la barrera de los 10.000 muertos acumulados por coronavirus, pese a que es uno de los países que llevan una de las cuarentenas más extensas del mundo

Según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins, Argentina se coloca ya en el décimo lugar en número de afectados, con 478.792 contagiados totales -de los que ya se han recuperado 357.388-, y en decimoséptimo respecto a los fallecidos, que son 9.859.

Si bien el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que engloba a la capital y su alrededor y aglutina a casi 14 millones de personas, acaparó durante los primeros meses de la pandemia más del 90 % de los casos, ahora ese número está por debajo del 60 %, por la diseminación del virus en el resto del país. ”Son muchas las provincias que están teniendo un numero importante de casos”, reconoció esta mañana la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, durante el reporte diario de situación.

Según la funcionaria, son 18 las provincias con transmisión comunitaria del SARS-CoV-2, y hasta ahora no se ha logrado interrumpirla.”Volvemos a reforzar las medidas de cuidado, de prevención, lo importante que es el rol individual del impacto colectivo de seguir las recomendaciones”, agregó.

El Ministerio de Salud confirmó 218 fallecidos en la jornada, con lo cual la cifra total asciende a 10.129. En tanto, los contagiados suman 488.007.

El país sudamericano parecía tener a raya al virus gracias a la estricta cuarentena que impuso el presidente Alberto Fernández el 20 de marzo con apenas un puñado de casos. Cinco meses después, el escenario cambió por completo. La crisis económica y el hastío por tanto tiempo de encierro le quitó apoyo y acatamiento a la medida sanitaria por parte de la población, mientras las autoridades también relajaron el control.

“Es un número alto, que si bien estaba dentro de las hipótesis cuando aparece nunca es bien esperado”, dijo a AP el infectólogo Eduardo López, miembro del comité de expertos que asesoran al presidente. “Tendremos una curva de aumento en las próximas tres semanas, y pensamos que luego de la cuarta de septiembre los casos van a amecetarse o bajar lentamente”, proyectó.