Acoso escolar
Rocío Ruiz

Test del acoso: «¿Te insultan, te molestan por el móvil o te aislan?»

La mayor encuesta para prevenir el bullying se ha hecho a 183.000 alumnos madrileños de 968 centros. El 1,6% son víctimas potenciales

Selecciona el nombre de los niños de tu clase que son más amables y que ayudan más a los demás, ¿cómo te sientes con tus compañeros de clase?, ¿Qué notas sacas?, ¿hay problemas entre los alumnos?, ¿estás contento contigo mismo?, ¿a quién no quieres como compañero de mesa?, ¿te insultan, te molestan por internet o el móvil?, ¿te aislan?... Son algunas de las preguntas a las que este curso académico se han sometido 183.246 alumnos madrileños del test Sociescuela para la prevención del acoso escolar, una lacra que la víctima suele ocultar a sus familias y que en los centros tienden a silenciar. La realidad es que esta herramienta que ya se utiliza en casi la mitad de los centros docentes de la región ha pasado a convertirse ya en la mayor encuesta que se realiza en España para prevenir situaciones de acoso en las aulas. Y es que durante el último curso han participado 968 colegios e institutos, un 53,8% más que el anterior. De este modo, el test ofrece un panorama completo del ambiente de convivencia que se respira en los centros escolares de la Comunidad, de los niveles de autoestima que tienen los alumnos y del grupo en general, identifica a los agresores y agredidos, a los prosociales o aquellos que pueden ayudar a las víctimas en caso de acoso y da soluciones o dinámicas para desarrollar en clase que permiten restaurar la convivencia en el aula o servir de ayuda a los alumnos con los que es necesario trabajar de manera individual o en grupo.

Una de las primeras conclusiones que se ha podido extraer de la aplicación de este test es que los centros educativos que lo han aplicado en las dos primeras ediciones del programa han logrado reducir a más de la mitad (53%) los casos potenciales de acoso, según ha informado la Consejería de Educación y, por otra parte, ofrece datos importantes que pueden servir para prevenir estas situaciones indeseables como es el hecho de que el porcentaje de alumnos que presentan indicadores de potencial acoso escolar tanto a nivel físico como verbal, social y ciberbullying se sitúa en un 1,6%, una cifra sensiblemente inferior al 3% del I Estudio Regional de acoso escolar que se realizó en el curso 2015/16.

«El test, que consiste en contestar unas preguntas por ordenador, resulta muy útil porque viene a confirmar lo que tú aprecias cada día en clase», explica María Jesús Borrego, maestra del CEIP Blasco Vilatela. Para esta profesora que lleva 28 años en la enseñanza, una de las grandes ventajas del test Sociescuela, es la gran cantidad de propuestas de mejora que ofrece. Y es que aunque no haya problemas de acoso en un aula, «siempre se pueden hacer dinámicas que mejoren la convivencia entre los alumnos. Nosotros hacemos muchos juegos y teatralizaciones y también planteamos conflictos reales que hayan sucedido. Por ejemplo, se expone en clase: a tal alumno no le han dejado jugar al fútbol en el recreo, ¿por qué creéis que ha pasado esto? Los alumnos reflexionan sobre el caso concreto y dan soluciones. Es muy importante que se les escuche porque una cosa que aparentemente puede tener poca importancia para un adulto para ellos es importantísima». María Jesús es de las que piensa que padres y profesores deben trabajar conjuntamente por el bien de sus hijos, «pero lo que ahora vemos es que se ponen pocos límites a los hijos», explica.

En esta última edición la Consejería de Educación ha adaptado el test para los alumnos que tienen necesidades específicas de apoyo educativo. Y es que este perfil de alumnado es especialmente vulnerable y tiene hasta cuatro veces más de posibilidades de sufrir acoso que el resto de estudiantes, según ha revelado el test. Además, muestra el doble de rechazo dentro del grupo de clase en comparación con sus compañeros. «El Ejecutivo regional ha introducido cambios para garantizar que estos alumnos comprendan los items que plantea el test adaptando las preguntas para que, mediante pictogramas y de algunos cambios en los enunciados, puedan ser autónomos para realizar la prueba».

Además, este curso se ha aplicado de manera experimental el test en los centros de educación especial», explican desde la Consejería. El Test se puso en marcha en el curso 2015/16 dentro del Plan de Mejora de la Convivencia y Lucha contra el Acoso Escolar «ya ha supuesto una reducción del 38% de los casos».

De momento, lo que ya se ha apreciado es que los niveles más elevados de acoso escolar se sitúan en 3º y 4º de Primaria y que el ciberacoso es una extensión del acoso tradicional.