El coronovirus no puede con las Hermanas de la Cruz: el 50%, de alta y la otra mitad, sin síntomas

De las 101 monjas infectadas en Sevilla han fallecido dos religiosas, una de 95 años con patologías previas y otra de 81

Dos monjas junto al convento de las Hermanas de la Cruz de Sevilla situado en la calle Santa Ángela de la Cruz,Raul CaroEFE

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha informado de que el 50 por ciento de las hermanas del convento de Santa Ángela de la Cruz afectadas por el coronavirus han sido ya dadas de alta, mientras que la otra mitad se encuentra sin síntomas.

A preguntas de los periodistas, tras presentar una ruta de conventos de clausura, Asenjo ha señalado que, de las 101 monjas infectadas, han fallecido dos religiosas. Una de ellas, de 95 años, contaba con múltiples patologías y se encontraba “muy enferma antes de que entrara el virus en el convento”, mientras que este viernes se está procediendo a enterrar a otra hermana de 81 años de edad que contrajo el virus. “Ha muerto como una santa, como todas ellas”, matiza.

Asenjo lamenta que se haya sufrido “el cerco y las consecuencias de la pandemia” y ha trasladado el mensaje de las Hermanas de la Cruz para que agradezca públicamente “las oraciones de tanta gente que reza por ellas, las cartas de los niños y los dibujos que cuelgan a las puertas de la Casa Madre”. Además, piden que se siga rezando por ellas para que “puedan volver al servicio de los más pobres y de los enfermos”.

Recuerda que, junto a esta Casa Madre, también “lo han pasado mal” las hermanas del convento Madre de Dios, que “han estado todas afectadas por el virus y están ya perfectamente, con el alta concedida”; así como el de Santa Paula, con todas las religiosas afectadas ya sintomáticas y que han superado el virus.