José Manuel Berzal: «Por suerte en Andalucía tenemos un Gobierno que respeta la libertad individual»

El sector de los VTC pide a las administraciones y al sector del taxi que les permitan converger porque «venimos a convivir, no a destruir»

José Manuel Bernal
José Manuel BernalLa RazónLa Razón

La asociación mayoritaria en el sector de alquiler de vehículos con conductor ha celebrado esta semana pasada en Málaga una asamblea para establecer la hoja de ruta con la que exigir a las administraciones que concreten ante el plazo establecido por el Gobierno central a las administraciones autonómicas y ayuntamientos –octubre de 2022–para que regulen su actividad, en la que se ha vuelto a tender la mano al sector del taxi. A partir de ese momento, todas las licencias VTC pasarán a ser consideradas interurbanas, de manera que habrán de adaptarse a las normativas regionales que se establezcan en la materia. «Venimos a convivir, no a destruir», proclama su presidente, José Manuel Berzal.

¿En qué situación se encuentra el sector en Andalucía?

Pues no somos ajenos a la situación económica que hay en nuestro país y a la que no escapa la comunidad de Andalucía, con una pandemia que ha provocado además de una crisis sanitaria sin precedentes, otra importante crisis económica que hace que atravesemos una situación muy deficitaria.

¿En qué medida han acusado la falta de movilidad y la ausencia de turistas?

Pues es el principal foco de esa situación. La no afluencia de turistas se ha dejado notar y es lo que ha hecho que la coyuntura sea tan delicada para el sector a día de hoy. Por eso ahora más que nunca necesitamos garantías y seguridad jurídica para poder ejercer nuestro trabajo en la mejor de las condiciones.

Se les acusa de damnificar al sector del taxi… ¿qué dicen al respecto y con qué argumentos contrarrestan esos ataques?

Pues decimos desde Unauto que no sólo somos la patronal mayoritaria de VTC, sino que tenemos la intención de converger con todo el sector e incluso con el sector del taxi. Tenemos la mano tendida.

¿Y por qué no recoge el guante el taxi?

Es razonable, somos un sector nuevo, no exento en cualquier caso de una gran experiencia. He de decir que hemos llegado a la sociedad para sumar, no para restar; para multiplicar, no para dividir; en definitiva, para construir no para destruir. Somos un sector no invasivo, no beligerante contra el taxi, entendemos y comprendemos que el taxi tiene que luchar por flexibilizar sus condiciones con la administraciones. No obstante, pedimos de igual modo al sector del taxi que respete nuestras legítimas negociaciones y conversaciones que llevamos tiempo manteniendo con las distintas administraciones, muy especialmente, como no podía ser de otra manera, con la Junta de Andalucía.

¿Cree posible que más pronto que tarde se materialice esa convergencia que anhelan?

Sin duda alguna, confiamos en ello; la movilidad ha de converger y todos los actores que integramos el sector; hemos de tener la misma importancia, todos hemos de reivindicar nuestros intereses, fortalecer el espacio común con la suficiente garantía jurídica. Tenemos que ser el mejor referente y la carta de presentación de todo aquel que llegue a Andalucía, apostando por una movilidad de excelencia. Quiero dejar claro que en ningún caso entraremos al trapo en la confrontación, entendemos que el hecho de no comprender la importancia de la movilidad a aquellos que rechazan nuestro trabajo les aboca a estar preocupados o convencidos de que vamos a ocupar su espacio. Venimos a convivir, a permitir que el ciudadano pueda elegir en libertad en todo tipo de momento qué tipo de movilidad quieren.

¿Confía en que sea posible esa premisa?

Por supuesto. Y todo ello con el diálogo y comprensión necesarios. Porque, insisto, queremos trabajar en común y de la mano de todas las partes que conforman nuestro sector de la movilidad.

¿Han trasladado sus reivindicaciones a la Junta de Andalucía?

Claro que sí, llevamos tiempo manteniendo conversaciones con el Ejecutivo. Y por suerte en Andalucía tenemos un Gobierno que tiene claro el concepto de desarrollar una política económica liberal que no en vano ha de prevalecer en cualquier Estado de Derecho democrático, y que respeta la libertad individual. Tenemos, insisto, un Gobierno andaluz serio y con rigor que permite la libre competitividad y que comprende tanto la situación del taxi y también de nuestra patronal. El ciudadano ha de poder elegir libremente qué modalidad de movilidad quiere. Tenemos que ser la punta de lanza de la recuperación económica a nivel europeo.