Hasta 150.000 vacunas de AstraZeneca “en la nevera” esta semana en Andalucía si el Gobierno no amplía la población diana

Aguirre calcula que para finales de junio el 70% de los andaluces tendrá la primera dosis puesta y el 40% estará ya inmunizado. La Junta ya vacuna a menores de 59 años con Pfizer y Moderna

Vacunas de AstraZeneca en una nevera
Vacunas de AstraZeneca en una neveraDGA/Luis CorreasDGA/EFE

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, señaló, al término del Consejo de Gobierno, que la incidencia del coronavirus en la comunidad sigue con “una bajada lenta pero constante”. La incidencia está en 206,46 y el pico de la cuarta ola se alcanzó el 19 de abril con 263 casos. Son, por tanto, “dos semanas de tendencia a la baja constante”. En España, la media es de 223 casos por 100.000 habitantes. El índice de propagación en Andalucía está en 0,72; la ocupación hospitalaria es del 7,59% y las UCI están al 18,8%, también por debajo de la media nacional. En las últimas 24 horas se han registrado 1102 casos y 32 fallecidos, que elevan el total a 9.781 durante toda la pandemia en Andalucía. En base a estos parámetros, el consejero se ratificó en que “la vacuna es la solución”. “Ya hay cerca de tres millones de dosis puestas, el 93,48% de las recibidas. Más de 935.000 personas con pauta completa, el 13,31% de población diana”, indicó Aguirre, que añadió que “más de un millón cuenta con una única dosis”. La Junta está llamando esta semana para vacunar ya a personas de 59 años, con Pfizer y Moderna . “También a los descolgados de grupos esenciales, cuando se impidió AstraZeneca”, indicó Aguirre, quien exigió al Ministerio poder poner las dosis de este fabricante a mayores de 16 años. El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, explicó que “están mandando vacunas pero ahora las que mandan no nos dejan ponerlas”, por lo que pidió al Gobierno que “la de AstraZeneca que amplíe al menos de 55 a 60 años, si no se quedarán 150.000 en la nevera. Hay que resolverlo mañana mismo”.

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre (i) y el consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del gobierno andaluz, Elías Bendodo (d)
El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre (i) y el consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del gobierno andaluz, Elías Bendodo (d)María José López Europa Press

La Junta aborda el Plan Un Millón, de cara a la administración de vacunas. De momento, se empezará también a vacunar a estibadores en previsión de que “las cepas en País Vasco o Galicia entran por los cargueros”. El consejero defiende también la vacunación en los asentamientos y de los temporeros, a ser posible con la vacuna de una dosis. “Nuestra idea es vacunar a todos. También a los que primero no querían. Interesa el mayor volumen de población vacunada”, señaló. “Vacunar es la meta y la razón de ser”, insistió Aguirre, que volvió a poner las residencias como ejemplo del efecto de las vacunas. Ahora hay cinco casos confirmados, con el 99,4% libre de covid y ninguna medicalizada. Aguirre calcula, en base a la información del Ministerio y de los CEO de los fabricantes, que “para la última semana de mayo y junio esperamos partidas semanales de 700.000-800.000 dosis”. “Ahí estará ‘a full’ el Plan Un Millón, ahora circunstancial, pero servirá para pilotarlo”. El cálculo de la Consejería es que de la población diana, el 70% tendrá primovacunación para finales de junio y el 40% esté ya inmunizado. “Quedan dos meses muy duros. No podemos relajarnos. Muchísimo cuidado para llegar con las cifras que predicen y darían cierta tranquilidad de cara al verano”, insistió el consejero.

Aguirre especificó que “vacuna que llegue, vacuna que ponemos pero hay que autorizar más población diana”. Esta semana llegan 280.000 dosis de AstraZeneca “y no puedo ponerlas en menores de 60 y esenciales que dejaron de vacunarse con AstraZeneca”, se quejó el consejero. En total, Andalucía contará esta semana con “casi 600.000 vacunas. Las próximas semanas menos y a final de mayo se esperan más”. “No entendemos por qué no podemos poner la segunda dosis de AstraZeneca, y no tenemos población diana para poner. Tendremos en la nevera 150.000. Volveremos a exigir que se quite la limitación para vacunar con todas las vacunas a todas las edades. No podemos permitirnos el lujo por criterios no científicos de no poderlas administrar”, se quejó Aguirre. El consejero pide “rigor científico con AstraZeneca para aplicarla a la mayor brevedad posible”.

El fin del estado de alarma

En relación al fin del estado de alarma, Bendodo indicó que el BOJA como muy tarde del sábado tendrá que recoger las medidas para suplirlo. “Estamos esperando al Gobierno”, insistió, quejándose de la falta de “un plan b”. “Se va a levantar el estado de alarma sin plan b. Ha tenido 15 meses. Andalucía ha pedido por carta, mar, tierra, aire, que se convoque la conferencia de presidentes para consensuar una salida del estado de alarma”, denunció el portavoz andaluz. Bendodo puso el ejemplo de Alemania. “El presidente Sánchez se ha quitado de en medio. En Andalucía no nos estamos quedando de brazos (cruzados). Desde hace semanas, los consejeros están trabajando con los distintos sectores”, indicó. “Andalucía está ultimando una transición andaluza a la normalidad, a partir del día 9 en base a la caída del estado de alarma con independencia de que el Gobierno de España se pronuncie”, indicó, con medidas “consensuadas con todos los sectores”, que apenas esbozó: “Hay que establecer corredores seguros para el turismo, el papel de las personas inmunizadas, con más de un millón más los que han pasado la enfermedad”, dijo, a la espera de que “el Gobierno se pronuncie en comité interterritorial”.

Aguirre concretó que “preocupa no poder aislar contactos de personas positivas ni poder aislar determinadas poblaciones con más de 5.000 habitantes. Habría que pedir amparo jurídico. Los técnicos y servicios jurídicos llevan días trabajando en un borrador de ley de salud pública de Andalucía pero pendiente de lo que nos diga la ministra de la línea estratégica a seguir”, aclaró. Bendodo señaló que “el jueves o viernes” se reunirá el comité de expertos.

“El gobierno quiere ceder la pelota al Supremo” y “no asumir responsabilidades. No es serio tampoco. Somos respetuosos con las normas del Estado pero Andalucía tiene un plan, siempre lo ha tenido. Gracias a eso, la evolución ha sido más controlada y se ha gestionado bien”, concretó el consejero de Presidencia.