La Junta lanza una Oferta de Empleo Público de 2.600 plazas, más de la mitad de acceso libre

Bendodo explica que es la cantidad máxima permitida por la Ley de Presupuestos, con una tasa de reposición del 110% en los sectores prioritarios. CSIF-A cree que la propuesta “se queda corta”

El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, durante la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno de la Junta, este martes
El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, durante la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno de la Junta, este martesMaría José López Europa Press

El Consejo de Gobierno ha dado este martes luz verde al decreto por el que se aprueba la Oferta de Empleo Público de la Administración General de la Junta de Andalucía para el 2021 con 2.605 plazas, de las que 1.566 son de acceso libre y 1.039 de promoción interna. Esta convocatoria supone un incremento de los puestos ofertados respecto al año anterior en 99 más, al tiempo que contempla un aumento en el acceso libre de 328 plazas. Desde el inicio de esta legislatura, incluyendo esta oferta de 2021, el Gobierno andaluz ha ofertado un total de 10.182 plazas para la Administración General, de las que 7.467 corresponden a ofertas ordinarias y 2.715 a extraordinarias.

Del total de plazas, para el colectivo de personal funcionario corresponden 1.312, de las cuales 783 son de acceso libre y 529 de promoción interna, y para el de personal laboral 1.293, de las cuales 783 son de acceso libre y 510 de promoción interna.

Estas cantidades suponen la aplicación del máximo permitido por la Ley de Presupuestos Generales del Estado para la tasa de reposición de efectivos, que determina que será del 110% en los sectores prioritarios y 100% para los demás sectores, como explicó el portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

En esta oferta se incluye en el acceso libre un 50% para cada uno de los colectivos del personal funcionario y laboral, habida cuenta que se precisa aumentar las cifras del acceso del personal laboral con la finalidad de minorar progresivamente la tasa de temporalidad, que es superior a la del personal funcionario.

La oferta prioriza los recursos humanos teniendo en cuenta, además de la tasa de temporalidad, la evaluación de las necesidades organizativas y de planificación que se dan en cada caso.

En este sentido, se parte de la inclusión en la oferta de todas las plazas ocupadas con carácter temporal durante 2020 y que actualmente continúan en dicha situación, procediéndose también a la incorporación de aquellos cuerpos, especialidades, opciones y subopciones de acceso de personal funcionario, y de los grupos y categorías profesionales de personal laboral en los que se han identificado necesidades organizativas demandadas por las distintas consejerías.

De este modo, destacan la inclusión de plazas en el acceso libre para personal funcionario correspondientes al Cuerpo Superior de Administradores, tanto en la especialidad de Administradores Generales como en la de Gestión Financiera.

Igualmente, se contemplan plazas en la mayoría de las opciones del Cuerpo Superior Facultativo, como Arquitectura Superior, Ingeniería Agrónoma, Ingeniería Industrial, Ingeniería de Minas, Medicina, Medicina del Trabajo, Veterinaria, Psicología, Informática, Ingeniería de Telecomunicaciones, Letrados de la Administración Sanitaria, Archivística, Actividad Física y del Deporte, Ciencias del Medio Natural y Calidad Ambiental e Inspección de Prestaciones y Servicios Sanitarios, opción Inspección Médica. Asimismo, se ofertan plazas del Cuerpo de Letrados de la Junta de Andalucía. También para el Cuerpo de Gestión Administrativa se prevén plazas en la especialidad de Administración General y en la de Gestión financiera.

Del mismo modo, en el Cuerpo de Técnicos de Grado Medio se incorporan plazas en las opciones relacionadas con la Ingeniería Técnica Agrícola, Ingeniería Técnica Industrial, Ingeniería Técnica de Minas, Ingeniería Técnica Forestal, Enfermería, subopción Enfermería del Trabajo, Trabajo Social, Ayudantes de Archivo y Ayudantes de Museos.

De igual forma, se contemplan plazas relacionadas con los servicios de prevención y extinción de incendios, en la especialidad de Agentes de Medio Ambiente. Esta oferta queda configurada con plazas en los Cuerpos Generales de Administrativos y Auxiliares Administrativos.

Respecto al personal laboral, se apuesta por la incorporación de nuevos efectivos a sectores de actividad vinculados a la prestación de servicios esenciales como la sanidad, la asistencia social y la educación, así como en las categorías con mayor necesidad de personal y las que tienen más temporalidad. Para ello se contempla un número de plazas notablemente superior al de los últimos ejercicios, con una distribución más equilibrada de la oferta entre el personal funcionario y laboral.

Además, se establece una reserva de plazas no inferior al 10% de las vacantes para ser cubiertas entre personas con discapacidad.

La crítica provino de CSIF Andalucía, sindicato más representativo en las administraciones públicas, que consideró “insuficiente” la Oferta de Empleo Público (OEP). El presidente del Sector de la Administración General de la Junta de Andalucía (AGJA), Enrique Álvarez de Toledo, señaló que estas cifras “se quedan cortas” porque “no permiten la recuperación de empleo de épocas anteriores y conlleva una paulatina reducción de la plantilla”.

“El reparto de plazas se ha realizado de un modo precipitado, sin tener en cuenta las necesidades que habían trasladado las propias consejerías. Además, la Junta sólo ha atendido cuatro de las 28 peticiones de mejora realizadas por CSIF en relación a esta OEP”, lamentó.

En referencia al personal funcionario, Álvarez de Toledo criticó el “olvido” por parte de la Administración de ámbitos como Estadística, Patrimonio Histórico, Pesca, Geografía, Ciencias Sociales y del Trabajo, Ingenierías, Informáticos, Inspectores, etc. Respecto al personal laboral, denunció la falta de atención a categorías en Psicología, Enfermería, Fisioterapia, Terapeuta Ocupacional, Educador o Educadora y Técnicos de Integración en Centros Sociales o Personal de Oficios.

En cuanto a la promoción interna, tanto de personal funcionario como de personal laboral, el responsable del Sector de AGJA atribuyó al Gobierno “una falta de interés notoria por permitir dicha promoción”, ya que “se trata de una oferta no sujeta a tasa de reposición y por la que, sin embargo, no existe una apuesta por parte de la Administración”. De hecho, argumentó que la propuesta inicial de CSIF era incrementarla en un 50% y al final sólo ha habido un “raquítico aumento que no llega ni al 1% en el caso del personal funcionario y del 2% en el caso del personal laboral”.

Álvarez de Toledo también avisó de que “el 41% de la plantilla del personal de la Administración General de la Junta de Andalucía, 18.173 trabajadores, se va a jubilar en el horizonte temporal del 2030”. Una de cada tres jubilaciones será de personal funcionario y las otras dos, de personal laboral. Las consejerías más afectadas serán Educación y Deporte e Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación. Las mujeres acapararán el 55% del total de jubilaciones, según CSIF-A.

“La falta de cobertura de puestos en la Junta y la excesiva temporalidad, que ronda el 19%, desembocarán en una privatización del empleo público a través de convenios de colaboración público-privada que ya se están firmando, como ocurre con el que el SAE está realizando con las agencias de colocación en detrimento del Cuerpo Superior Facultativo de Ciencias Sociales y del Trabajo”, advirtió Álvarez de Toledo.

Respecto a las OEP de 2019 y 2020 (2.356 y 2.506 plazas, respectivamente), para CSIF también resultan “deficitarias”. “Que la Administración las haya materializado también ahora, conjuntamente con la de 2021, provoca un efecto engañoso”, concluyó el sindicato.