«Pedro Sánchez es un político sin escrúpulos»

El consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Antonio Sanz, asegura que la comunidad está ante su «gran oportunidad» para convertir en realidad «lo soñado durante 40 años»

Antonio Sanz, en el Palacio de San Telmo, sede de la Junta de Andalucía
Antonio Sanz, en el Palacio de San Telmo, sede de la Junta de Andalucía FOTO: Kiko

Antonio Sanz es el consejero de la Presidencia, Interior, Simplificación Administrativa y Diálogo Social de la Junta de Andalucía. Además de sus amplias competencias propias es el encargado de coordinar la acción del Gobierno que preside Juanma Moreno.

El 2 de diciembre se cumplieron 4 años de las elecciones de 2018 que supusieron la llegada del PP al Gobierno de la Junta. ¿En qué ha cambiado Andalucía?

Andalucía avanza, crece y ofrece una potencia que hace años no era creíble. Somos fuertes donde antes no llegábamos; antes liderábamos las listas malas y ahora las listas buenas. Y ahora vamos a pasar del Gobierno del cambio a la Andalucía del liderazgo: estamos en el momento de la gran oportunidad de Andalucía, de lo que habíamos soñado durante 40 años y hay que aprovecharlo.

En 2010 Javier Arenas, junto a usted, ficharon, entre otros, al expresidente del Partido Andalucista Antonio Moreno para el foro «Nuevo andalucismo del PP». Mañana, 4 de diciembre, se celebra el Día de la Bandera de Andalucía. ¿Es la culminación del viaje andalucista del PP-A?

Ufff... Creo que es verdad. Hemos conseguido que el partido de la tierra en Andalucía sea el PP y eso no se hace en cuatro años. Es una etapa larga pero el hecho de gobernar te ha permitido hacerlo creíble gracias a un liderazgo moderado, abierto, sereno e integrador como el de Juanma Moreno. Además, nuestro andalucismo huye del conflicto y parte de la convicción de que a más Andalucía, más España. Y el presidente ha sabido construir un andalucismo moderno en una Andalucía líder: eso es el sueño de mucho tiempo, derrumbando mitos y estigmas.

Van a recurrir ante el Tribunal Constitucional el impuesto sobre la riqueza que afecta en torno a mil personas en Andalucía. ¿Por qué?

Es un ataque directo a Andalucía. La eliminación del impuesto de patrimonio nos equipara a Europa y no puede entenderse que otras comunidades lo hayan quitado hace tiempo y no se tomaran medidas. A Pedro Sánchez le molesta que Andalucía funcione. Y jurídicamente es una medida inconstitucional porque se tenía que haber reformado la ley y convocar el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Es una decisión unilateral y un robo a unas competencias que tenemos atribuidas. Es un ataque a Andalucía sin precedentes y le aseguro que no tenemos ningún interés en confrontar con el Gobierno porque creemos en la cooperación entre administraciones, pero la cogobernanza de Sánchez es una falsedad.

En 2015 el Constitucional avaló el Impuesto sobre Depósitos Bancarios que creó el Gobierno de España para contrarrestar el que impulsaban algunas comunidades autónomas. ¿Puede suceder lo mismo?

Nuestros servicios jurídicos están convencidos de que es una medida inconstitucional aunque respetaremos la decisión que se tome.

Dice que huyen de la confrontación pero si Núñez Feijóo se convierte en presidente del Gobierno, ¿el tono reivindicativo se guardará en un cajón?

Nosotros, estando en la oposición, exigimos al Gobierno de Rajoy 4.000 millones más para Andalucía en un nuevo modelo de financiación. Y la que impulsó aquella iniciativa fue la hoy ministra de Hacienda. Por tanto, la coherencia del PP y de Juanma Moreno de defensa de Andalucía se mantiene y se mantendrá.

Ha hablado de la financiación autonómica. En la Comunidad Valenciana hay una ‘Plataforma por una financiación autonómica justa’ que incluye a sindicatos, patronal, empresas, partidos políticos, universidades, asociaciones... ¿Por qué no existe en Andalucía algo así más allá de un acuerdo parlamentario?

Nadie cree que el PSOE vaya a impulsar un nuevo modelo de financiación mientras siga secuestrado por el nacionalismo radical y el independentismo. Ese es el principal problema.

¿Pero no echa en falta el apoyo de la sociedad civil para reclamar un dinero que es de Andalucía?

Percibo que hay un apoyo a esa iniciativa de los agentes económicos y sociales. Es verdad que hay un mensaje equivocado del socialismo, que dice que el dinero que llega a Andalucía lo da Pedro Sánchez, cuando es el que nos pertenece a los andaluces. Es una visión nefasta y dañina para el Estado de las autonomías. El PSOE no da regalos electorales. No me sorprende porque cuando uno es capaz de mercadear con el Código Penal o de entregar la Guardia Civil para mantenerse en el poder poco se puede esperar. Más allá de la financiación hay una preocupación por el desmantelamiento del Estado de Derecho, como con la última propuesta para renovar el Tribunal Constitucional: el señor Pedro Sánchez es un político sin escrúpulos para mantenerse en el poder.

¿Por qué es importante que el Gobierno andaluz, como hacían los Gobiernos socialistas, firme un gran acuerdo con la CEA, UGT y CC OO?

Creemos en el diálogo porque llegamos más lejos si nos acompañamos de agentes económicos y sociales y de otros partidos políticos. No nos gusta ir solos aunque tengamos mayoría. En el diálogo social todo el mundo aporta y eso nos permite complementar nuestras iniciativas. Y no hay que confundir los acuerdos a los que se llega con patronal y sindicatos con su financiación porque el dinero va íntegro para las políticas que se desarrollan: el último, por ejemplo, 700 millones para sectores afectados por la pandemia.

¿En qué se diferencia entonces el ‘diálogo social’ de la ‘concertación social’?

Andalucía tiene una suerte importante que es la visión constructiva que empresarios y sindicatos tienen de su papel. Hay una visión a favor de sumar y hay margen para llegar a acuerdos y para discrepar, incluso para salir a la calle. No vamos a caer en el error del PSOE de decir o ‘pactas conmigo el silencio o no hay dinero’. Eso es muy antiguo. Hay ganas de ser útiles y por eso hemos iniciado el diálogo social con patronal y sindicatos.

¿Cómo va a conseguir que la Junta de Andalucía funcione al mismo ritmo en las provincias que en las sedes centrales?

Esa es una de las grandes reformas que durante 40 años no se ha hecho. Estamos desarrollando un Plan Estratégico de la Administración Territorial y vamos a reformar el modelo sin hacer crecer las delegaciones. Estamos radiografiando los procesos y analizando dónde se producen los atascos. ¿Es normal que un procedimiento no se pueda iniciar en la administración autonómica hasta que no acabe en un ayuntamiento? ¿O solicitar la misma documentación que ya se ha reclamado en otra consejería? En las delegaciones provinciales hay expedientes que se podrían hacer con una tablet y al mismo tiempo tenerlo los servicios centrales

¿Gran parte del éxito de esta legislatura depende de que la estrategia de digitalización sea una realidad?

La digitalización permite acelerar procedimientos, aplicar inteligencia artificial y que el personal se dedique a otras funciones. Antes se tardaba en pagar a los autónomos diez meses y ahora se tarda 40 días. No vamos a sacar ayudas que no estén automatizadas porque no es justo. Cuando sacas una ayuda a una familia es porque la necesita en ese momento y no un año después. Tenemos 20 procedimientos robotizados en 9 consejerías, lo que supone un ahorro de 230.000 horas de trabajo. Por eso, la revolución digital es imprescindible y el objetivo es que en el 2030 la administración sea 100 por cien digital. Por ejemplo, lo lógico es que si cumples los requisitos para tener el carné de familia numerosa, la administración te lo mande.

¿La Agenda 2030 es un proyecto viable o un intento de imposición ideológica?

No hay que tener prejuicios ideológicos. La Agenda 2030 es desde una Smart City hasta la agricultura ecológica de los frutos rojos de Huelva o la de Almería. Discutir el cambio climático es retrasar la reacción y tenemos claro que el presidente lo que quiere es liderar una revolución verde y digital en Andalucía y un modelo energético que nos permita ser autosuficientes en renovables en el plazo de diez años. Esos debates son caducos y estériles.

¿Para cuándo la Oficina de Andalucía en Cataluña?

Estamos culminando el proceso tanto de implantación como de equipos. No me atrevo a dar fechas pero será útil porque existe un gran atractivo de Andalucía en Cataluña que nos puede servir como atracción de inversiones.

¿Van a mantener las ayudas para combatir la inmersión lingüística?

Nuestro planteamiento es siempre integrador y planteado de manera constructiva. Y así será.

La Agencia Andaluza de Cooperación tiene que elaborar su plan de planificación de la cooperación andaluza para el período 2024-2027. ¿Cambiará la política de cooperación?

Queremos fortalecer las ONG de Desarrollo y tenemos ayudas vinculadas a proyectos que desarrollan las universidades. Estamos en un debate abierto pero Andalucía tiene que seguir siendo solidaria y es una tarea que me apasiona.

El año que viene se cumplen 15 años de las últimas oposiciones en la RTVA. ¿ Este Gobierno convocará nuevas plazas?

Apostamos por la RTVA y quiero felicitar a los profesionales y al equipo directivo que están haciendo una televisión plural y atractiva. Estamos invirtiendo en modernización tecnológica y en materia de personal tenemos que tener en cuenta la tasa de reposición. Estamos estableciendo mecanismos para la cobertura de bajas e incorporando a jóvenes.

¿Andalucía ha renunciado a su propia normativa sobre Bienestar Animal? ¿Qué le parece el texto del Gobierno?

La ley del Gobierno es sectaria y desconocedora de muchas realidades. Es una mala ley que se nutre de prejuicios ideológicos. Una vez que vimos que el Gobierno iba a legislar tenía poco sentido hacerlo porque no podíamos ir en contra de una ley estatal y, por tanto, no estamos elaborando ninguna ley en esta materia.

Y una última cuestión, aunque no sea de su competencia. José María Rodríguez no se presenta en Cádiz a la reelección el PSOE de la ciudad está en crisis... ¿Si su partido no recupera la Alcaldía de Cádiz será un fracaso?

El PP va a tener buenos resultados en las elecciones municipales.

Tendrán que tener candidato primero

Sí, claro. En la hoja de servicio de ‘Kichi’ hay mucha salida de tono pero ninguna gestión. Ha sido un alcalde más de la polémica y Cádiz necesita volver a la gestión, a una ciudad limpia, segura y que impulsaba grandes proyectos como el del Puente, que adelantó Cádiz 50 años.

Supongo que tendrá alguna persona en mente

Tengo muchas competencias, pero esa no.