Publicidad
Publicidad
Actualidad

Colágeno: Un suplemento alimenticio logra que el organismo lo genere por sí mismo

La molécula patentada ch-OSA (ácido ortosilícico estabilizado con colina) activa los procesos biológicos que ayudan al cuerpo a fabricar su propio colágeno. Ensayos clínicos avalan que mejora la elasticidad de la piel en un 89% y reduce las arrugas en un 30%

La molécula patentada ch-OSA (ácido ortosilícico estabilizado con colina) activa los procesos biológicos que ayudan al cuerpo a fabricar su propio colágeno

Publicidad

Al hablar de colágeno no es de extrañar que en lo primero que se piense sea en productos cosméticos. Sin embargo, es una proteína esencial que genera el propio organismo a través de fibroblastos, osteoblastos y condrocitos, y que se encuentra en el 75 por ciento de la piel, en el 70 por ciento del cartílago y en el 30 por ciento del hueso. A partir de los 21 años de edad el organismo empieza a perder su habilidad para generar colágeno y los signos del envejecimiento comienzan a ser visibles en la piel: se produce rotura y debilidad en uñas, pérdida de grosor y caída fuerte del cabello y afectaciones a nivel óseo y de articulaciones. En concreto, con la llegada de la menopausia las mujeres pierden hasta un 30 por ciento de colágeno, disminución que se correlaciona con la de la densidad mineral ósea.

Numerosas investigaciones han centrado sus esfuerzos en el desarrollo de productos que contengan esta proteína. Sin embargo, al tomar colágeno el cuerpo tiende a romperlo y a asimilarlo como un alimento sin lograr que la generación del mismo se reactive nuevamente en el organismo. Hace unos años, científicos europeos desarrollaron la molécula patentada ch-OSA, que ha demostrado en diversos estudios científicos ser capaz de ayudar a lograr de forma natural que el organismo vuelva a generar su propio colágeno. Esta molécula es el principio activo de BioSil, un complemento alimenticio que acaba de lanzarse en España y que estará disponible en farmacias, comercializado por la empresa Panijú.

Sello científico

«Los últimos estudios que hemos llevado a cabo con esta molécula y que se han presentado en la última conferencia mundial de Reumatología (EULAR) han demostrado los beneficios de la ch-OSA, siendo capaz de reducir las arrugas de la piel en un 30 por ciento, mejorar la elasticidad de la piel en un 89 por ciento, fortalecer el cabello en un 13 por ciento, aumentar la densidad mineral ósea en un 2 por ciento en la región de la cadera o restaurar la formación de colágeno en el hueso en un 22 por ciento» explica el doctor Johan Briké, director de Desarrollo de Negocio de Bio Minerals, laboratorio ubicado en la localidad de Destelbergen, Bélgica, donde se produce BioSil.

Publicidad

La ch-OSA (ácido ortosilícico estabilizado con colina) es capaz de llegar a la célula, y que ésta la reciba y la incorpore para ayudar a lograr el proceso de generación de colágeno propio de cada persona. «La ch-OSA utiliza la más avanzada tecnología de estabilización OSA: la estabilización de la colina. Nuevos estudios sugieren que la colina tiene propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes también», añade Briké. Los resultados de esta molécula van más allá de la piel y las líneas de expresión. A nivel de las articulaciones el colágeno ejerce un papel determinante. Según el doctor Juan Muñoz Ortego del Centro Médico Teknon en Barcelona y vicesecretario de la Sociedad Española de Reumatología (SER), «el colágeno es fundamental para el mantenimiento de toda estructura del cuerpo humano, incluidas las articulaciones. La enfermedad más frecuente que afecta a las articulaciones por alteración del cartílago es la artrosis. En la artrosis se detecta una alteración del colágeno a nivel del cartílago y su degradación provoca los síntomas típicos de esta patología: dolor y limitación funcional». Asimismo, la ch-OSA tiene buenos resultados en el tratamiento de la alopecia areata, cuyos pacientes en ensayos clínicos mostraron una mejora en el crecimiento del cabello en un 50 por ciento y se redujo la caída del mismo en un 75 por ciento.

Publicidad

Mayor funcionalidad

«También ha demostrado en diversos estudios que reduce el dolor y la rigidez en los síntomas de la osteoartritis de rodilla, mejorando la función física después de 12 semanas de tratamiento, y está asociado, a su vez, con la degradación reducida del cartílago», matiza Juan Fernando Chediak, presidente dePanijú. «Su eficacia también está avalada en la terapia combinada con calcio y vitamina D3, demostrando que supone un tratamiento seguro, bien tolerado y con efecto beneficioso potencial en el recambio óseo, especialmente en el colágeno óseo, posiblemente en el fémur, comparado con calcio y vitamina D3 solamente», afirma Briké. En este sentido, la opinión de los expertos se divide. Para Muñoz «no existe una clara correlación entre la ingesta de suplementos de colágeno y la mejoría de la densidad mineral ósea. Por otro lado, sí que es recomendable la ingesta diaria de calcio a dosis de 1500mg y 800 UI de vitamina D, ya sea en forma de suplementos o con una dieta dirigida. Además, el ejercicio moderado es fundamental para que el hueso se mantenga “vivo”». Aunque no se han encontrado contraindicaciones del producto que lleva más de 15 años comercializándose en Estados Unidos, «si bien al ser un mineral no es recomendable en pacientes que reciban diálisis, siempre hay que consultar con su médico si está embarazada o presenta alguna afección de cualquier tipo», advierte Briké.

Dado que el colágeno es el responsable de que la piel mantenga su estructura, el doctor Josep González Castro, especialista en Dermatología Médico-Quirúrgica y Venereología. Director de Iderma, Instituto de Dermatología Avanzada, y del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Quirón Dexeus de Barcelona sostiene que «Para recuperar el colágeno aconsejo, vía oral, una dieta equilibrada y mediterránea. En referencia a las cremas, siempre con protección solar y que estimule la producción de dicha proteína (colágeno). Y también es muy recomendable tomar suplementos de colágeno (prescritos por expertos, y personalizando la toma en cada caso).

La dieta también es una buena fuente de colágeno. En este sentido, Elena Pérez Montero, nutricionista del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid explica que «el colágeno se encuentra en los alimentos de origen animal y en pescados, pues forma parte de las articulaciones y de muchas de las fibras de origen animal. La podemos encontrar en carne y pescado así como en los lácteos, los huevos y en algunas nueces, semillas de calabaza, sésamo y girasol. Una vitamina muy importante en la formación del colágeno es la vitamina C siendo la responsable del mantenimiento de unos buenos niveles de colágeno. La podemos encontrar en frutas como los cítricos, las moras, arándanos, grosellas, ciruelas, uvas, papaya, acai, el kiwi, y también en muchas verduras como los tomates y las coles.

APLICACIONES EN MEDICINA ESTÉTICA

-Rejuvenecer el «código de barras». Es uno de los tratamientos más demandados en medicina estética, y el tratamiento con colágeno puede ser de gran ayuda. En este sentido, el docto Moises Amselem realiza un diagnóstico para examinar el aspecto de las arrugas. El primer paso del tratamiento, se realiza delineando el borde labial, es decir, perfilando toda la zona a tratar, tanto en la zona superior como inferior en donde las arrugas, denominadas a veces «arrugas del fumador» son más definidas. A continuación se inyecta Therafil o colágeno propiamente dicho mediante microcánulas para evitar hematomas. El resultado es muy natural y se consigue hacer desaparecer las arrugas sin aportar volumen a la zona. La particularidad del colágeno es que no capta agua, como el ácido hialurónico, por lo que está indicado en los casos con tendencia a retener agua como ocurre en la zona de el labio superior.

-Regenerar la dermis. Al igual que sucedió con la toxina botulínica tipo A, Phrisma ha nacido en el campo de la medicina estética después de haber probado su eficacia biológica en los procesos de reparación de tejidos en el campo de la medicina dermatológica durante más de 30 años mejorando los procesos de cicatrización. Hasta ahora, sólo existían productos como el ácido hialurónico, el ácido poliláctico, la hidroxipatita cálcica o el betafosfato tricálcido (los tres últimos conocidos como Sculptra, Radiess y Atlean) inductores del colágeno. Phrisma es puro colágeno heterólogo, liofilizado y esterilizado. Ha superado todas las pruebas de citotoxicidad e irritación de la piel, por lo que no requiere de test para el paciente antes del tratamiento. Ha sido aprobado por la FDA americana y cuenta con el marcado CE correspondiente. El doctor Ángel Martín, director médico de la Clínica Menorca, lo ha incluido en su protocolo TFT porque «es un estimulante muy potente y rápido de los procesos naturales de reestructuración tridimensional de la piel». Es una opción terapéutica en el tratamiento de foto y cronoenvejecimiento. Está indicado para el rostro, cuello, escote, dorso de las manos, brazos y piernas. No está indicado en ojeras ni labios. El tratamiento es cómodo y sencillo, dura alrededor de 20 ó 30 minutos. Dependiendo de la edad del paciente y del diagnóstico médico, se necesitan entre dos y cuatro sesiones con un intervalo de 15 días entre sesión y sesión.