«La principal causa de la retención de líquidos es la patología renal, hepática y circulatoria»

Dra. Ruth Barrena / Especialista en Medicina Interna del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid
Dra. Ruth Barrena / Especialista en Medicina Interna del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid

-¿Por qué se produce la retención de líquidos?

-La principal causa de la retención de líquidos es la patología renal, circulatoria y hepática. Se produce porque el cuerpo realiza una inadecuada eliminación de líquidos que invaden a zonas de fuera de los vasos (extravascular).

-¿Hay personas más proclives a ella que otras?

-Sí, los pacientes con patología cardiaca, renal, hepática y vascular previa, son más proclives a la acumulación de líquidos. También es frecuente en algunas personas siempre asociado a cambios hormonales, vasodilatación, altas temperaturas, obesidad o circunstancias como pasar largo tiempo de pie, favorece la vasodilatación y, por tanto, la acumulación de líquidos.

-¿La dieta ayuda a prevenirla?

-En pacientes con patología cardiaca, renal, hepática y vascular previa se recomienda reducir el consumo de sal y reducir la ingesta de líquidos; en el resto de afectados, las medidas dietéticas no son de gran importancia.

-¿Qué es recomendable comer?

-En personas con patología cardiaca, renal, hepática y vascular previa es recomendable seguir una dieta variada con reducción de la ingesta de líquidos y controlar el consumo de sal. ¿Por qué se recomienda reducir este consumo? Es debido a que la ingesta de sal provoca que el organismo tienda a ahorrar agua y favorece la acumulación de líquidos. En los pacientes cuyos órganos no funcionan correctamente, esta acumulación puede llegar a ser un problema.

-¿Qué alimentos hay que evitar?

-Conservas, bebidas con burbujas, embutidos, preparados, precocinados, snacks... Todos los alimentos que tengan un alto contenido en sal.