5 alimentos que combaten la mala circulación y algo más

Una buena alimentación y la práctica de ejercicio diario estimulan una circulacinó óptima

Ocurre durante todo el año, pero es sobre todo en verano y durante los cambios de estación cuando, especialmente las mujeres, experimentan esa sensación de pesadez en las piernas acompañada de un molesto hormigueo que a veces se eleva hasta el dolor. Siete de cada diez mujeres en España saben bien lo que es sufrir una mala circulación en las piernas.

Hinchazón en verano y manos y pies fríos en invierno. Aunque pueda parecer un escueto resumen, son síntomas inequívocos de una mala circulación, y desde luego no son ninguna rareza; en España, entre un 70 y un 80% de la población tiene problemas circulatorios en las piernas. Las causas son múltiples, pero hay una que brilla por encima del resto, el sedentarismo. Por supuesto que una alimentación inadecuada tampoco ayuda, el exceso de sal en la comida, las bebidas gaseosas, el abuso de carne y embutido o las grasas saturadas también se suman al festín. La temida celulitis, por cierto, también es otro de los síntomas de una mala circulación. No duele, pero vaya es muy inc.modaó

La contrapartida positiva, este artículo también contiene una cara buena, es que afortunadamente la mala circulación se puede combatir para aumentar la calidad de vida. Existen una serie de alimentos que ayudan a mejorar el flujo sanguíneo y ejercicios tan sencillos como imprescindibles para combatir el sedentarismo. Esta combinaci n ayuda a queóse logren buenos resultados, pero es necesario ser constante, claro.

¿Qué alimentos mejoran nuestra circulación?

Chiles: no creerías los efectos positivos del “picor” que produce ese a veces temido alimento. Pues sí, su efecto picante es un excelente impulsor de la circulación, lo que automáticamente le convierte en un buen aliado cardiovascular.

Ajo: son de sobra conocidos los efectos antioxidantes del poderoso ajo. Pues además de eso, el ajo también ayuda a limpiar la sangre y evita la acumulación de placas. Al igual que los chiles, se pueden ingerir en salsas o guisos para ayudar en su ingesta.

Vitamina C: naranjas, limones y todo aquel alimento que contenga esta querida vitamina. Además de ayudar a nuestro sistema inmunológico (excelentes para superar un resfriado), evita que se formen placas en la sangre. Por lo que todo fluye mejor, que es lo interesante.

Tomate: el rey de las listas de alimentos sanos que consumir también ocupa un lugar de honor en esta sobre cómo combatir la mala circulación. Y es que además de sus incontables beneficios, este potente antioxidante también ayuda a que nuestras venas y arterias estén más sanas.

Sandía: comparte protagonismo con el tomate. Ricos ambos en licopeno, como también lo es el melón, evita las formaciones de coágulos en la sangre. Además, la sandía es pura agua, por lo que también mejora la hidratación corporal.

Además de estos cinco alimentos que ayudan a mejorar la circulación, resulta interesante saber que el jengibre, la cúrcuma o la salvia, por ejemplo, contienen propiedades antiinflamatorias, ayudan a reducir la presión arterial y controlan la actividad del corazón. Todo esto, sumado a la sencilla rutina de caminar y subir y bajar escaleras, nos ayudará a mantener un sistema circulatorio en plena forma, evitar la pesadez, los calambres y sí, también la temida celulitis.