Cómo sobrevivir a un hipocondríaco

Hay vidas que giran en torno a la angustia permanente por la salud y que les lleva a desconfiar de médicos y sufren un pánico a enfermar e incluso morir. Son hipocondríacos.

Pueden parecer quejicas, personas débiles o víctimas para la familia y los amigos, pero en realidad los hipocondraícosísufren un trastorno mental, y la colaboración del entrono cercano es clave para atajar su angustia. Así podrás sobrevivir a su comportamiento.

1. Evita seguirle la corriente

Sortea las charlas sobre sus síntomas; enfermedades y operaciones que han sufrido otras personas, la idea es no entrar en un círculo vicioso sobre dichos temas y restarles importancia.

2. Restringe las visitas al médico

Si necesita acudir al especialista asiduamente, aconséjale que espere, recuérdale que en otras ocasiones no se ha sentido mejor al ir a la consulta.

3. Aconseja el tratamiento

Es importante sugerirle que le trate un psicólogo, pero aún más que lo hagas de manera asertiva. Prepárate porque probablemente la respuesta sea: “¿Al psicólogo?, ¡pero si yo no estoy loco!, ¡estoy enfermo!”. Y no hay que rebatir la afirmación, sino optar por fórmulas como: “Sé que lo estás pasando mal, y te puede ayudar a reducir tensión”.

4. Potencia que se distraiga

Acompáñale a hacer actividades de ocio. Una de las más recomendables: escaparse al campo, allí se aislará de tentaciones (por falta de cobertura móvil) o hacer una visita al médico.