«Automedicarse ayuda a la cronificación de la migraña»

Dra. Patricia Pozo / Neuróloga de la Unidad de Cefalea del Hospital Universitario Vall d’Hebron y coordinadora del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología
Dra. Patricia Pozo / Neuróloga de la Unidad de Cefalea del Hospital Universitario Vall d’Hebron y coordinadora del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología

1 ¿Qué es una migraña?

Lo mismo que una jaqueca. Una enfermedad del cerebro que consiste en una disfunción de este órgano, que tiene carácter hereditario. Lo que ocurre es que las personas que están predispuestas para que esto les ocurra, de alguna manera como reacción frente a los cambios, les cuesta adaptarse a esas alteraciones y generan un dolor fuerte de cabeza que afecta, generalmente, a un lado o a una parte de ella.

2 ¿Cuáles son los síntomas?

Principalmente, el dolor de cabeza. Y habitualmente, aunque no necesariamente, acompañado de fotofobia y sonofonia: molestias por la luz y los ruidos. Y muchas veces náuseas y vómitos. E incluso, en algunas ocasiones, un 30 por ciento de las personas tienen unos síntomas en los que la persona que los tiene deja de ver bien y de poder hablar. Son transitorios, durando aproximadamente unos 20 minutos.

3 ¿Qué factores la desencadenan?

En principio, ocurre en personas que tienen esa predisposición (entre un 12-14 por ciento de la población). Y los cambios, porque una vez que se tiene un cerebro «migrañoso», cualquier cambio (internos o del entorno, controlable o no) afecta. Por poner ejemplos: un cambio interno no controlable, las hormonas; uno externo no controlable, el cambio de tiempo; un cambio externo controlable, la intensidad de la luz; y uno interno controlable, el ayuno.

4 La alimentación ¿qué papel juega en la aparición de la migraña?

Afecta la falta de rutina, es decir, no hacer cinco comidas al día. El ayuno es lo que más influye, por lo que se recomienda que se sigan unos horarios, mucho más que prohibir de forma global a todo el mundo un alimento concreto. Por lo tanto, lo único que los neurólogos recomendamos es que si una persona identifica un alimento que no lo sienta bien, que lo elimine de su dieta. Pero lo que sí afecta a todo el mundo es el hecho de no comer en toda una mañana. En España, se hace mal en desayunar muy pronto y comer tarde, rondando las tres de la tarde. Mucha gente, si no come algo a media mañana, va a llegar a la hora de la comida con muchas horas de ayuno. A eso me refiero con el ayuno.

5¿Pueden afectar los factores ambientales o el estilo de vida?

Para reducir la frecuencia, ayuda seguir horarios y hacer ejercicio físico. Además, la relación del cerebro con el entorno se tiene que modular porque si no, se percibe más agresivo de lo que debería ser. Y frente a esto, responde con una migraña porque los cambios ambientales (de luz, ruido, en la cantidad de viento, de tiempo, etc) pueden aumentar el nivel de la migraña. Para ello, soluciones como ponerse gafas de sol, no irse a caminar un día que hace mucho viento, intentar protegerse del ruido con tapones, marcharse de una zona muy ruidosa o abriendo ventanas para enfriar una habitación demasiado caliente.

6 ¿Cuál es el mejor tratamiento?

La educación sería lo primero, antes de pasar a los tratamientos preventivos, aquellos que se toman todos lo días para intentar reducir la frecuencia. Destinados para aquellos que tienen un numero de días de migraña bastante elevado a final de mes. Y tratamientos para el ataque. Una medicación que se les da cuando sufren migraña, para intentar minimizar la intensidad del dolor y la incapacidad.

7 ¿Es necesario personalizar el tratamiento acorde con las características de cada paciente?

Se debe escoger el tratamiento adecuado en base a las características personales y enfermedades que se pueda tener.

8¿Pueden ser síntoma de otra enfermedad? ¿O provocar alguna?

Por lo general, es muy raro. Pero una cefalea, sí. Es decir, un dolor de cabeza sí que puede ser síntoma de otra cosa, según las características o cómo es el dolor.

9 ¿Cómo se convierte en crónica?

Por la suma de desencadenantes y por no acudir rápidamente al médico y si automedicarse. El hábito, casi diario, de tomar analgésicos, hace que éste sea el factor más importante de cronificación del dolor, porque el cerebro se ha acostumbrado a tomar cada día un ibuprofeno y lo pide. El dolor sería casi como un síndrome de abstinencia.

10 ¿No se le da la importancia que se debería?

Como no tiene un síntoma visible, no genera empatía, por lo que parece que «no es para tanto». Eso ya genera un problema social: la no aceptación de la enfermedad en el entorno. Decir que te duele la cabeza parece una excusa, pero la migraña afecta tanto a nivel personal como laboral.