Endoscopias en alta definición para un diagnóstico temprano

La alta definición resulta imprescindible en la detección temprana de patologías tumorales. Si hablamos de ver para diagnosticar, la nueva endoscopia que ha adquirido el Centro Médico Teknon del Grupo Quirónsalud viene a marcar la revolución en este campo. La denominada Blue Light Imagining o BLI como la denominan los médicos, «permite caracterizar mejor las lesiones neoplásicas del tubo digestivo, siendo muy útil para detectar lesiones premalignas y malignas precoces, que son más difíciles de distinguir con la luz blanca normal», explica Jesús Turró, jefe de Endoscopia del hospital catalán.

Las diferencias son notables, con respeto a las técnicas actuales en solitario, ya que «la utilidad del BLI, combinado con técnicas de magnificación endoscópica, permite sobre todo mejorar la precisión diagnóstica (de un 80 a más de un 90%), de manera que el endoscopista puede predecir con mayor seguridad si una lesión neoplásica es precoz o avanzada, y por lo tanto si se puede resecar endoscópicamente (con fines curativos) o si requerirá cirugía», apunta Turró. Su funcionalidad se prescribe sobre todo a pacientes con esófago de Barret y candidatos a pólipos en el colon. «Por ejemplo, en el esófago, es muy útil para el estudio y seguimiento de personas que tienen un esófago de Barrett (entidad que puede presentar malignización), en el estómago nos permite detectar neoplasias precoces o áreas de transformación maligna y en el colon caracterizar los pólipos, sobre todo los planos y aquellos que son más difíciles de detectar con luz blanca normal. El poder detectar lesiones neoplásicas precoces tiene un gran impacto en la salud de las personas, ya que nos permite luego realizar un tratamiento endoscópico curativo», subraya el jefe de Endoscopia. Por ello, los pacientes que presenten un esófago de Barrett, sospecha de cáncer escamoso superficial de esófago (más frecuente en pacientes fumadores o con antecedentes de haber presentado un cáncer de cabeza-cuello), tengan gastritis crónica con cambios premalignos, y cualquier tipo de neoplasia de colon, sobre todo los pólipos más difíciles de ver con la luz blanca convencional, son dcandidatos a esta técnica.

Tratamiento

También cabe destacar la utilidad en una vez establecido el tratamiento, ya que no sólo resulta útil en el primer paso del diagnóstico. «El BLI es de especial utilidad tanto durante el procedimiento terapéutico (por ejemplo, para definir los límites de una lesión neoplásica precoz durante una resección endoscópica y para revisar que no quede tejido residual) así como para el seguimiento del área intervenida, ayudando en la detección de la recidiva precoz», comenta Turró.

Cómo funciona el sistema

BLI/LCI se considera una técnica de cromoendoscopia virtual, con la ventaja de no ser necesario usar sustancias de tinción, ya que con oprimir el botón del mando del endoscopio la imagen cambia de forma instantánea.

El sistema de FUJIFILM se basa en la sustitución de la fuente de luz xenón por una fuente de luz LED y modificar dicha luz electrónicamente para ver la red capilar de la superficie mucosa.