Investigan la mejora de un fármaco para el cáncer de pulmón avanzado

En breve estará disponible en los hospitales como una nueva alternativa al tratamiento

El Hospital de Bellvitge realizó ayer pruebas gratuitas de salud con motivo del Día Mundial del Ictus
El Hospital de Bellvitge realizó ayer pruebas gratuitas de salud con motivo del Día Mundial del Ictus

La Universitat de Barcelona (UB), el Hospital Clínic y la farmacéutica Boehringer Ingelheim están colaborando en una investigación para mejorar la eficacia de un fármaco, el nintedanib, para tratar el cáncer avanzado de pulmón. El fármaco es un triple inhibidor angioquinasa, un antiangiongénico, que ya ha mostrado eficacia en el tratamiento del adenocarcinoma de pulmón.

El estudio está liderado por Jordi Alcaraz, profesor agregado de la Unidad de Biofísica y Bioingeniería de la Facultad de Medicina de la UB; y Noemí Reguart, oncóloga del Hospital Clínic e investigadora del IDIBAPS.

«El adenocarcinoma pulmonar es el subtipo más frecuente de cáncer de pulmón y teníamos una gran necesidad de identificar nuevas opciones terapéuticas en el marco de una segunda línea de tratamiento» explicó la doctora Reguart. «Se trata de un fármaco de administración oral con muy buena tolerancia y que en estudios clínicos recientes ha demostrado que, combinado con quimioterapia, consigue aumentar la supervivencia como tratamiento de segunda línea», añadió la oncóloga.

Este estudio va un paso más allá e investigará su eficacia en el carcinoma escamoso, para lo que utilizarán modelos preclínicos de cultivo celular únicos en España que permiten la interacción entre los dos tipos celulares más abundantes en cáncer. El objetivo principal del proyecto es buscar qué tipo de células dentro del tumor son más o menos sensibles a nintedanib, para definir mejor qué tipo de pacientes pueden beneficiarse de este fármaco.

«Hoy en día sabemos que los fibroblastos participan en todas las etapas de la progresión tumoral, desde su inicio, crecimiento, invasión, metástasis e incluso en la resistencia a terapias», explicó Alcaraz. Según este especialista, «usaremos este modelo preclínico para reproducir de manera más fidedigna el microentorno celular y exploraremos cómo conseguir que las células resistentes puedan responder a nintedanib».

Para Reguart, «la introducción de nuevas terapias como nintedanib en el tratamiento del carcinoma de pulmón, ha supuesto un gran avance en el manejo terapéutico de esta enfermedad». El nintedanib es el segundo fármaco aprobado por la Agencia Europea del Medicamento para tratar el cáncer de pulmón avanzado y estará en breve disponible en todos los centros hospitalarios de España como una nueva alternativa de tratamiento.

«Con este proyecto, perseguimos identificar los mecanismos de resistencia tumoral a nintedanib que nos permita ampliar el beneficio clínico a un mayor espectro de pacientes con cáncer de pulmón», concluyó Reguart.