«La ecografía intraoperatoria reduce las reintervenciones»

10 preguntas de Cirugía al Dr. Ricardo Pardo, Médico especialista en Cirugía General y del Aparato digestivo del Hospital Quirónsalud Ciudad Real

1-¿Por qué se incluye la ecografía intraoperatoria en las intervenciones de cáncer de mama?

Cada vez con mayor frecuencia y gracias a los Programas de Detección Precoz, los cánceres de mama que se detectan son de menor tamaño y en muchos casos no palpables. La ecografía intraoperatoria es una técnica inocua para las pacientes que permite localizar y extirpar lesiones no palpables, confirmar la presencia de márgenes macroscópicos libres de afectación tumoral, extirpar la menor cantidad de tejido sano posible y realizar una menor incisión cutánea con mejor resultado estético.

2 -¿Cómo ayuda en el abordaje terapéutico a la paciente?

La paciente no precisa sistemas de localización preoperatorios, ya que todo se realiza en el mismo acto quirúrgico. Al ser realizada la ecografía intraoperatoria por el mismo radiólogo que ha diagnosticado y biopsiado el tumor, la fiabilidad y la efectividad de la técnica son mucho mayor que si la ecografía es realizada por otro especialista. En este tipo de intervención guiados por la ecografía el tejido mamario extirpado es mínimo, la cirugía poco agresiva y la mayoría de los cánceres de mama pequeños y no palpables se pueden operan en régimen ambulatorio sin necesidad de ingresar a la paciente.

3-¿Cómo debe ser el trabajo del equipo multidisciplinar en el quirófano?

El tratamiento individualizado del cáncer de mama se realiza a través de Comités de Mama en los que siempre se toma una decisión consensuada entre los distintos especialistas. La decisión del tratamiento quirúrgico corresponde sobre todo al equipo formado por el radiólogo y el cirujano que diseñan y ejecutan la cirugía aportando cada uno sus conocimientos para obtener el mejor resultado posible.

4-¿Cuál es el papel del cirujano?

Extirpa el cáncer sin palpar la lesión guiado por el radiólogo que le comunica en todo momento la posición del tumor y cuál es el mejor margen de seguridad para extirparlo completamente.

5-¿Y el del médico radiólogo?

El radiólogo tiene como función guiar al cirujano de forma rápida y precisa para localizar, extirpar la lesión y comprobar la presencia del tumor en la pieza quirúrgica y la existencia de márgenes libres.

6 -¿En qué pacientes se indica este tipo de intervención conjunta?

Este tipo de intervenciones estarían indicadas ante lesiones no palpables: ecográficamente visibles y lesiones visibles mediante otras técnicas a las que se les coloca un marcador metálico detectable mediante ecografía.

7-Este método es casi pionero en España y en Europa, ¿qué precisa para que pueda ser llevado a cabo?

Una intensa colaboración y organización entre servicios. El cirujano que opera a la paciente es el que la ha visto en la consulta y el radiólogo es el que la ha diagnosticado y biopsiado. Se consigue un tratamiento individualizado. Cada tumor de cada paciente tiene una cirugía específica y entre los dos especialistas se consiguen los mejores resultados estéticos con el mejor resultado oncológico. La diferencia con otros centros es que en nuestro caso el radiólogo se incorpora al equipo quirúrgico como un miembro más que aporta su experiencia y conocimiento en beneficio del paciente. El control de calidad se realiza antes y después de la intervención realizando la comprobación ecográfica de la pieza quirúrgica extraída. Con esta técnica el porcentaje de reintervenciones para ampliación de los márgenes es mínimo.

8-Pasará unas tres semanas en EE UU, junto al Dr. Cordeiro, en el Memorial Sloan Kettering, al que sólo unos pocos «elegidos» tienen el privilegio de acudir. ¿Qué va traer de la formación que allí reciba a España?

El Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York es uno de los hospitales con mayor prestigio mundial en el tratamiento del cáncer de mama. Se tratan 4.000 pacientes anuales con cáncer de mama con la aplicación de las últimas técnicas en diagnóstico y tratamiento quirúrgico. En España los cirujanos oncológicos dedicados al cáncer de mama (Cirujanos Generales y Ginecólogos con la ayuda ocasional de los Cirujanos Plásticos y Reconstructivos) tenemos un nivel que no tiene nada que envidiar a los del resto de Europa y EEUU pero estoy seguro de que hay muchas cosas por aprender , muchas técnicas quirúrgicas y diagnósticas que desarrollar y unos sistemas de organización que importar que sin duda mejorarán nuestro nivel. En Ciudad Real somos responsables de la formación de muchos Cirujanos y Ginecólogos del país que pasan por aquí para aprender Cirugía Oncológica para el tratamiento del cáncer de mama y para dar esa formación debemos permanecer siempre al máximo nivel. Ese nivel sin duda lo da el MSKCC.

9-¿Cuáles son las técnicas más avanzadas para tratar el tumor de mama en el quirófano?

Con el tiempo hemos pasado de tratar los cánceres de mama mediante mastectomías (quitar toda la mama) a una cirugía conservadora que se ha mostrado igual de eficaz sin necesidad de ser tan agresivos. Las nuevas técnicas quirúrgicas se basan en la individualización del tratamiento. Cada paciente, cada mama, cada tumor tiene un tratamiento quirúrgico específico que debe ser diseñado y programado por un equipo multidisciplinario del que los cirujanos y radiólogos forman una parte esencial. La tendencia actual es mínima agresividad con máxima eficacia oncológica y la ecografía intraoperatoria es una herramienta esencial para conseguir esos resultados. Consideramos que la ecografía intraoperatoria permite la visualización y el control de la tumoración durante el desarrollo de la intervención algo que no es posible con otras técnicas utilizadas habitualmente como el uso de radiotrazadores (ROLL) o colocación de arpones ante la no disponibilidad de ecografía intraoperatoria.

10-¿Hasta qué punto debería ser este método más habitual en las intervenciones contra el cáncer de mama?

Creemos que la ecografía intraoperatoria es la técnica de elección para tumores no palpables o extirpación de tumores asociados a marcadores. Para tumores de 6 mm, estamos realizando extirpaciones de 8 gramos de tejido mamario, con lo que no se aprecia ninguna alteración en la mama desde el punto de vista estético. El problema para otros centros puede ser organizativo por la falta de disponibilidad de radiólogos para acudir a realizar la cirugía junto a los cirujanos. Lo cierto es que en los foros científicos en los que hemos presentado nuestro trabajo hemos encontrado siempre hasta ahora un alto nivel de aceptación y entusiasmo tanto por parte de los cirujanos como de los radiólogos.

La Dra. Rosa Quintana, especialista en Radiodiagnóstico Digestivo del Hospital Quirónsalud Ciudad Real ha colaborado en la redacción de las respuestas