«Los nuevos biológicos cambiarán el pronóstico del lupus»

Entrevista al Dr. Juan Sánchez Bursón, Jefe de la Unidad de Investigación de Reumatología del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa de Sevilla

  • Dr. Juan Sánchez Bursón / Foto: Manuel Olmedo
    Dr. Juan Sánchez Bursón / Foto: Manuel Olmedo

Tiempo de lectura 4 min.

27 de noviembre de 2018. 17:09h

Comentada
Eva S. Corada Madrid. 27/11/2018

1- Se escucha mucho mencionar el lupus pero, ¿en qué consiste exactamente?

El lupus es una enfermedad autoinmune producida por autoanticuerpos que se puede expresar de muchas formas clínicas, afectando sólo a la piel (el lupus cutáneo) o a múltiples órganos (el lupus eritematoso sistémico).

2- ¿Por qué se produce?, ¿cuál es la causa?

Se produce por defectos subyacentes en el sistema inmune de la persona que hace que el propio organismo ataque a sus órganos, tejidos y células; frecuentemente es multiorgánico. El sistema inmunológico se «confunde» y no diferencia entre las partículas extrañas (antígenos) y las propias células o tejidos, y produce anticuerpos en contra de «sí mismo». A estos anticuerpos se les llama «autoanticuerpos» y son los responsables de la enfermedad. La etiología es multifactorial y la predisposición genética es poligénica, que hace diferente proteínas y células activadas que van a lesionar los orgános.

3- ¿Qué prevalencia tiene, es muy común?

Afecta principalmente a mujeres. Esta patología se puede presentar a cualquier edad, pero lo más frecuente es que se inicie en la juventud. La prevalencia es de unos 10-30 casos de lupus por 100.000 habitantes.

4- ¿Cuál es el especialista encargado de su abordaje?

Pueden intervenir varias especialidades según el órgano principalmente afectado, pero es el reumatólogo el especialista más cualificado que llevar esta patología.

5- ¿Cómo interfiere la enfermedad en el día a día de los afectados? Es decir, ¿pueden hacer vida normal o su calidad de vida se ve muy alterada?

El lupus es una enfermedad inflamatoria crónica, es decir, que produce inflamación de los órganos afectados y que persiste durante un largo período de tiempo, lo que podría significar durante toda la vida. No obstante, el lupus se manifiesta alternando períodos de mayor actividad o más síntomas (exacerbación o brotes) con otros de inactividad (remisión). Hoy podemos afirmar que un porcentaje elevado de los pacientes con lupus va a ser capaz de llevar una vida absolutamente normal.

6- ¿Cómo se detecta? ¿Ha habido algún avance en su diagnóstico?

El diagnóstico del lupus se basa en tres aspectos fundamentales: los síntomas que cuenta el paciente; el examen físico del enfermo; y los análisis de sangre y orina. En estos últimos, la persona con lupus puede presentar algunas anomalías que hacen sospechar la enfermedad. Las pruebas más importantes serán las que detectan la producción de lo que antes hemos llamado autoanticuerpos y, concretamente, de los anticuerpos antinucleares (ANA). Prácticamente el cien por cien de los afectados con lupus tiene esta prueba positiva, lo cual supone que cuando son negativos es muy improbable la existencia de esta enfermedad.

7- Actualmente no tiene curación. ¿Cuál es el tratamiento entonces para esta patología?

El paciente con lupus puede llevar una vida normal desde el punto de vista familiar, laboral y social. Actualmente la base del tratamiento son los corticoides acompañado también de antipalúdicos, inmunosupresores o fármacos biológicos.

8- ¿Qué avances terapéuticos ha habido en los últimos tiempos?

En los últimos años se ha incorporado un nuevo fármaco para controlar algunas de las manifestaciones del lupus. Se trata de anticuerpos que actúan contra una de las proteínas de los linfocitos B, que son células encargadas de nuestra defensa pero que producen esos anticuerpos dirigidos contra nuestro propio organismo. El objetivo es controlar la actividad de la enfermedad desactivando esa producción de anticuerpos.

9- El Hospital Infanta Luisa de Sevilla participa en diversos ensayos clínicos multicéntricos para tratar de encontrar nuevas dianas terapéuticas. ¿Qué es lo que se busca en ellos?

Son todos protocolos internacionales multicéntricos de diversos tratamientos biológicos que actúan sobre el control de las proteínas y los autoanticuerpos bloqueándolos para neutralizar su acción, es decir, son muy específicos para el mecanismo lesional. Tenemos ensayos en diversos estadíos –ya sea tanto para lupus severos u otros lupus mas moderados– y la decisión de si un paciente puede participar o no en alguno la toma el equipo médico de acuerdo con el protocolo internacional.

10- ¿Para cuándo estima que dispondrán de los primeros resultados?

Depende en cada caso del estadío de desarrollo de los tratamiento biológicos. Algunos lo vamos a ver en el mercado en dos o tres años y otros van a necesitar nuevos ensayos posteriores y precisarán de cinco o seis años, pero indudablemente van a cambiar el manejo y el pronóstico de esta enfermedad.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs