Pacientes

Nueva molécula de doble acción contra la insuficiencia cardíaca

Llega el primer fármaco que actúa como inhibidor de la neprilisina y del receptor de la angiotensina, factores que antes sólo se controlaban mediante combinación

Nueva molécula de doble acción contra la insuficiencia cardíaca
Nueva molécula de doble acción contra la insuficiencia cardíaca larazon

Llega el primer fármaco que actúa como inhibidor de la neprilisina y del receptor de la angiotensina, factores que antes sólo se controlaban mediante combinación

Menos hospitalizaciones y más seguro, así es la nueva molécula que llega al botiquín de los enfermos que sufren insuficiencia cardiaca. Hasta ahora, su control dependía en muchos casos de la toma de dos fármacos que ayudaban, por un lado, a controlar la angiotensina, y los betabloqueantes, por otro, que se emplean en los trastornos del ritmo cardíaco y en la cardioprotección tras un accidente cardiovascular. «Los pacientes y los médico buscamos siempre el mejor tratamiento. El hecho de tener un fármaco mejora de forma notable la supervivencia y la reducción de las hospitalizaciones así como mejora de la calidad de vida, y todo ello habiendo demostrado una seguridad en parámetros renales, significa un auténtico paso adelante y esperamos contar cuanto antes con su aplicación en la práctica clínica real», explica Nicolás Manito, Jefe de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca y Transplante Cardíaco del Hospital Universitario de Bellvitge (Barcelona).

Existen diversos medicamentos dirigidos a la reducción de la carga cardíaca, como los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECAs), antagonistas de los receptores de la aldosterona y de la angiotensina II (ARA-II), betabloqueantes, anticoagulantes y diuréticos, entre otros. Normalmente se suele usar una combinación de estos fármacos para controlar a los pacientes. «El nuevo fármaco ya está en las guías clínicas, y podrá a sustituir a enalapril, en aquellos pacientes que cumplan los requisitos: que tengan la fracción de eyección reducida menos de un 35 por ciento», comenta Manito. La llegada de LCZ696, comercializado por Novartis como Entresto, constituye un importante avance en el campo de la cardiología ya que es el primer y único medicamento que ha demostrado una superioridad significativa frente al inhibidor de la enzima convertidora de la angiotensina (IECA) enalapril, que suponía el anterior estándar en el tratamiento de la insuficiencia cardiaca. Ya está disponible en las farmacias y cuenta con precio reembolso ya autorizado por el Ministerio de Sanidad.

Ante la evidencia consistente presentada por el nuevo fármaco, las autoridades sanitarias (EMA, FDA) y científicas de todo el mundo han promovido a través de su aprobación y recomendación un cambio en el paradigma de tratamiento, lo que sitúa a esta molécula como el nuevo medicamento de referencia en los pacientes con insuficiencia cardiaca-con fracción de eyección reducida (IC-FEr) –es decir, con una disminución del volumen del ventrículo izquierdo del corazón en sístole, con respecto a la diástole–.

Los análisis de los resultados de Paradigm-HF siguen en activo, de forma que se han presentado nuevas conclusiones que vienen a reforzar la superioridad de Entresto en el tratamiento de la IC-FEr frente a enalapril. Según Manito, «los posteriores subestudios de Paradigm-HF en cuanto a los beneficios de Entresto en los pacientes clínicamente estables e independientemente del tratamiento base, así como en la mejora de la calidad de vida asociada a la salud». En este sentido, como apunta Manuel Anguita, presidente electo de la Sociedad Española de Cardiología, explica que «la llegada de Entresto supone un hito en el tratamiento de la insuficiencia cardiaca. Desde que hace más de 30 años se marcase un antes y un después en el abordaje de la IC con los IECAs, hasta la fecha no se había encontrado una alternativa que demostrase una superioridad significativa de la magnitud de Entresto». La insuficiencia cardiaca constituye una enfermedad que afecta a más de 26 millones de personas en todo el mundo, representando el 4,3% de las causas de muerte en España, y se espera que esta cifra aumente debido al envejecimiento de la población. «Nos enfrentamos al desafío de coordinar el trabajo y fomentar la comunicación entre todos los profesionales de diferentes disciplinas (cardiología, medicina interna, atención primaria, etc.) que tratamos a los mismos pacientes», concluye José Luis López-Sendón, Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario La Pazapunto.