Política

Las paperas en los niños.

Otra de las enfermedades de las que yo no había oído hablar en muchísimos años y que de repente se ha hecho presente en mi entorno por duplicado. ¿Qué son las paperas? ¿Y como pueden afectar a nuestros hijos?

Publicidad

- Fulanita está con paperas.

- ¿Paperas? ¿Pero eso sigue existiendo? Me suena a un clásico de hace mucho tiempo.

- Sí mujer, si siguen vacunando a los bebés de paperas.

Publicidad

Pues parece que es una enfermedad que está mucho más “latente” de lo que yo creía. Hoy en día, precisamente porque su vacuna está incluida en el calendario de vacunación de los niños, casi no se da entre los más pequeños. Pero sigue habiendo algunos casos aislados, especialmente en quien no se ha vacunado (entre los 12 y los 15 meses de edad) o quien no ha recibido la segunda dosis de refuerzo (a los 18 meses o entre los 4 y los 5 años).

Publicidad

Pero ¿qué son las paperas?

Las paperas son una enfermedad aguda (repentina) causada por un virus llamado paramixovirus. Causa la inflamación de las grándulas parótidas, que son las que producen la saliva. Estas glándulas están situadas delante y debajo de cada oído, a la altura de la línea del maxilar inferior.

¿Son contagiosas?

Sí. Las paperas se contagian por el aire, de persona a persona, al estornudar, al toser o por el contacto (por ejemplo si un niño toca una superficie con gotas de sudor o saliva de un niño infectado y luego se lleva las manos a la boca o a los ojos). El periodo de tiempo en el que más riesgo de contagio hay es entre los 2 días antes de que llas glándulas comiencen a inflamarse y los 5 días posteriores.

Publicidad

¿Cuales son sus síntomas?

Es importante tener en cuenta que 1 de cada 5 niños no presenta síntomas y 1 de cada 3 no sufre inflamación. Los síntomas que pueden darse con los siguientes:

- inflamación de una o más grándulas salivales de la boca

- inflamación de una o ambas glándulas parótidas (el cuello aparece inflamado)

- tos o secreción nasal

- dolor de cabeza, tos y fiebre moderada

- infección pulmonar sin inflamación

En los niños suelen ser más leves que en los adultos, pero aún así hay casos en los que las paperas pueden complicarse. Por ello es importante acudir al médico para que pueda diagnosticar la enfermedad e informar de los pasos a seguir y hacer un correcto seguimiento.

¿Cual es el tratamiento?

No hay un tratamiento específico para esta enfermedad. Lo que se hace es tratar los síntomas para que el niño esté lo menos incómodo posible (con antitérmicos, frío local, mucho líquido...). Como hemos mencionado, el mejor sistema es prevenirla con las correspondientes vacunas.


¿Cuánto dura?

El periodo de incubación de las paperas es de dos semanas. Tras el contagio, el aumento del tamaño de las glándulas encuetra su auge a los tres días. A partir de ahí va remitiendo durante aproximadamente una semana sin dejar secuelas.