«Caminando entre dinosaurios 3D»: Fotografiar lo imposible

Dirección: Barry Cook y Neil Nightingale. Guión: John Collee. USA, 2013, Duración: 97 min. Animación.

«Enseñar jugando» podría ser el lema de esta película pseudidáctica, propia del History Channel.

«Enseñar jugando» podría ser el lema de esta película pseudidáctica, propia del History Channel, que pretende poner en contacto al público infantil con la fauna prehistórica sin querer renunciar a los clásicos argumentos de la más perezosa animación digital. Ha llovido mucho desde que la BBC emitiera la serie en que se inspira: en 1999 sus hallazgos visuales eran la tecnología punta que ahora, debidamente actualizados en formato 3D, pueden seducir a una audiencia acostumbrada al Imax. Fueron necesarios dos años para completar un singular espectáculo televisivo. Pero a pesar de que la mezcla de escenarios reales con dinosaurios digitales siga siendo funcionalmente atractiva, el modo en que se introduce el viaje al pasado, la discutible decisión de doblar la voz de las criaturas sin que muevan los labios y el escaso encanto de una trama manida, que cruza la crueldad de «Bambi» con el triunfalismo atávico de «El rey león», hacen que la experiencia sea poco menos que olvidable. Es posible que los niños retengan el nombre y el aspecto de alguno de los múltiples dinosaurios, pero se lo pasarán mejor repitiendo cualquier capítulo de «Ice Age» o revisando la divertida «The Croods».