Burgos responde a la pandemia con 6,5 millones en ayudas para vulnerables, pymes y autónomos

Unanimidad de los cinco partidos que forman parte del Ayuntamiento que comanda el socialista Daniel de la Rosa para salvar al tejido empresarial de esta crisis

Coronavirus.- El Ayuntamiento de Burgos aprueba 6,5 millones para medidas urgentes
Daniel de la Rosa, alcalde de Burgos. PSOE DE BURGOS. 17/04/2020 PSOE DE BURGOS.

Con un minuto de silencio por las víctimas del coronavirus, pero también por las de violencia machista -tras el acuerdo alcanzado en la Junta de portavoces de que el habitual minuto de silencio fuera compartido mientras dure la pandemia- arrancaba el primer pleno municipal telemático de la historia en el Ayuntamiento de Burgos. Sobre la mesa, la modificación presupuestaria para dar cobertura a las consecuencias económicas y sociales que está generando ya esta alerta sanitaria en la ciudad.

Como no podía ser de otra manera, el paquete de medidas fiscales, económicas y sociales dotado con 6,5 millones de euros salía adelante por unanimidad de los cinco grupos políticos que forman parte de la corporación municipal que dirige el socialista Daniel de la Rosa (PSOE, PP, Vox, Ciudadanos y Podemos). Igualmente, y también con el respaldo de todas las formaciones, se aprobaba otra modificación, esta vez de los créditos del Presupuesto general del Ayuntamiento de Burgos para 2020 para hacer frente a los pagos pendientes que tiene el Consistorio burgalés a sus proveedores por valor de 3,8 millones de euros.

El primer edil ponía en valor el acuerdo alcanzado para movilizar estos 6,5 millones de euros se dirigirán a las familias más vulnerables y que peor lo están pasando con esta crisis pero también para los autónomos, el pequeño comercio de proximidad o la hostelería para que puedan sobrevivir hasta que todo esto pase y se regrese a la normalidad. “Son insuficientes pero es la cantidad que podemos destinar", aseguraba el concejal de Hacienda, el socialista David Jurado, para quien uno de los fundamentos en los que se basa el acuerdo es que sean “medidas realistas”.

“Hemos sido de los primeros ayuntamientos en ponernos de acuerdo en todas estas medidas de apoyo demandadas por los vecinos”, destacaba, por su parte, el portavoz del PP, Javier Lacalle mientras que Vicente Marañón, representante de Ciudadanos, ponía en valor este paquete de iniciativas “para salvar el presente sin renunciar a un futuro para Burgos y para esbozar una senda de recuperación duradera”. Si bien, Marañón dejaba entrever que a pesar de este consenso necesario por la situación actual, apuntaba que cuando todo esto pase habrá que analizar y comprender los motivos de los terribles datos de España, “de los que la ciudad de Burgos -decía- no es ajena”.

Desde Vox, Ángel Martín apuntaba que su formación siempre ha defendido la movilización de todos los recursos públicos disponibles para ayudar a los empresarios y los autónomos a afrontar esta situación económica inyectando liquides y reduciendo cargas fiscales, pero, a la vez, reclamaba un esfuerzo mayor si cabe para apoyar al tejido empresarial para que no se destruya empleo en la ciudad.

Finalmente, Podemos mostraba también su satisfacción por la modificación presupuestaria y el acuerdo alcanzado por todos los grupos pero aprovechaba este pleno telemático para pedir al resto de concejales que renuncien a su sueldo de ediles como ha hecho él mientras dure el estado de alarma, para destinar este dinero a paliar el coronavirus, pero siempre teniendo en cuenta las circunstancias particulares de cada uno”, matizaba. Pero sus peticiones no acababan ahí, ya que reclamaba igualmente regresar a los sueldos de la pasada legislatura, ya que los 600.000 euros a mayores que se cobran en este mandato entre todos los concejales, según calculaba, podrían destinarse igualmente para ayudar a los autónomos y pequeños comercios.