Ya están en marcha tres nuevas depuradoras en el valle del Tiétar

Dan servicio a los municipios abulenses de Gavilanes, Mijares y Pedro Bernardo, con una población beneficiada de 8.000 habitantes tras una inversión de 4,5 millones

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, visita las tres nuevas depuradoras que han entrado en funcionamiento en el Valle del Tiétar (Ávila)
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, visita las tres nuevas depuradoras que han entrado en funcionamiento en el Valle del Tiétar (Ávila)JCyL

Ya están en marcha las tres nuevas depuradoras en el Valle del Tiétar, en la provincia de Ávila, que darán servicio a los municipios de Gavilanes, Mijares y Pedro Bernardo. Por ello, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, visitó estas instalaciones que han entrado en funcionamiento, con una población beneficiada de 8.000 habitantes y una inversión que ha alcanzado los 4.510.783 euros.

Así, dan servicio a las localidades de Gavilanes y Mijares, que cuentan cada una de ellas con un sistema de depuración individualizado para cada municipio, formado por una decantación primaria, un tratamiento biológico y una decantación secundaria. El caudal de diseño alcanza los 432 metros cúbicos al día. La inversión en ambas redes ha ascendido a 2,7 millones de euros. Ambos municipios cuentan con una población permanente de unos 800 habitantes, que se duplica durante los meses de verano. En este caso, la población beneficiada llega a los 4.000 habitantes equivalentes, 2.000 habitantes por cada municipio.

La depuración de la localidad de Pedro Bernardo cuenta con un interceptor de vertidos, con dos canales de 250 metros cada uno y una tubería de conducción de 1.150 metros; la depuradora propiamente dicha, que al igual que las de las otras localidades dispone de un pretratamiento, tratamiento biológico, tratamiento de fangos biológicos; y finalmente un emisario de salida. La inversión de este proyecto ha ascendido a 1.810.779 euros. El caudal de diseño es de 475 metros cúbicos al día. El municipio cuenta con una población permanente de casi 1.200 habitantes, que se elevan a 4.000 en los meses de verano y la población beneficiada llega a los casi 4.000 habitantes equivalentes.

El coste de las tres depuradoras ha sido financiado al 80 por ciento por Somacyl (Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente) de la Junta de Castilla y León, que además realizará el mantenimiento de las infraestructuras durante 25 años, así como por los tres ayuntamientos, que han aportado un 17 por ciento, y la Diputación de Ávila, que aporta el tres restante.

Suárez-Quiñones destacó el avance que supone la puesta en funcionamiento de estas tres infraestructuras, que se enmarcan en la política que viene desarrollando la Junta de Castilla y León de lograr la depuración de las aguas del 100 por cien de los municipios de la Comunidad, con especial acción en los enclavados en espacios naturales. También ha recordado la actual ejecución de los convenios celebrados con las nueve diputaciones de la Comunidad para la eliminación de todas las escombreras y vertederos, que añadirá a los objetivos de calidad ambiental el de Comunidad con cero escombreras.

“Todos estos objetivos tienden a lograr una Castilla y León en la vanguardia del compromiso medioambiental en el contexto español y europeo, prueba de ello ha sido la reciente aprobación por la Junta, el pasado 4 de junio, del Decálogo de medidas Contra el Cambio Climático con numerosas y ambiciosas medidas”, subrayó el consejero.