Escaja niega que se hayan celebrado elecciones en el Consejo de Enfermería de Castilla y León

Asegura que la convocatoria telemática del pasado 19 de diciembre en la que Enrique Forner se proclamó presidente “fue ilegal” y deja entrever un posible delito de usurpación de funciones

El presidente del Consejo de colegios profesionales de Enfermería de Castilla y León, Alfredo Escaja, sale de la reunión con la consejera de Sanidad, Verónica Casado
El presidente del Consejo de colegios profesionales de Enfermería de Castilla y León, Alfredo Escaja, sale de la reunión con la consejera de Sanidad, Verónica CasadoMiriam Chacón (nombre del dueño)Ical

Llueve sobre mojado en el sector de la Enfermería de Castilla y León, donde la lucha por el poder empieza a ser más que cainita, y en un momento complicado por la pandemia cuando sus profesionales no dan abasto en la lucha contra esta enfermedad.

Y es que el presidente del Consejo de Colegios de Enfermería de Castilla y León, Alfredo Escaja, ha informado este lunes en un comunicado al que ha tenido acceso este periódico, que la reunión telemática convocada el pasado 19 de diciembre, en la que se proclamó como presidente de los enfermeros de la Comunidad al responsable de Ávila, Enrique Forner, “es una convocatoria ilegal e incluso posiblemente constitutiva de delito por usurpación de funciones”. Escaja señala que esta reunión, por tanto, carece de validez, y niega que haya habido un proceso electoral, por lo que afirma que continúan vigentes todos los Órganos rectores emanados del último proceso electoral legalmente celebrado, bajo su presidencia.

“No se han podido celebrar elecciones porque según los Estatutos de la Organización Colegial, primero hay que nombrar un Pleno y las personas nombradas tienen que tomar posesión de su cargo, lo que hasta el momento no se ha producido”, explica, mientras recuerda que hasta que no se resuelvan todos los procesos judiciales abiertos por las “irregularidades” detectadas en los presidentes de los Colegios de Ávila y Zamora, Enrique Ruíz Forner y Andrés Pérez Santamaría, respectivamente, no puede haber comicios.

El primero, según explica Escaja, por mantenerse dos años como presidente siendo pensionista, incumpliendo la Ley de Colegios Profesionales, e inscrito en su colegio como jubilado con exención de cuotas, y, el segundo, por no estar en activo como requiere la Ley para desempeñar el cargo.

“Esta reunión telemática es una ilegalidad recogida en el código penal, respecto a usurpación de funciones de miembros de un organismo público, como es un Colegio Profesional. Enrique Ruiz Forner y cinco más, convocan una Asamblea la cual solo puede hacerlo el Presidente y el Secretario del Consejo según lo establecido en los Estatutos de la Organización, arrogándose un derecho que legalmente no les pertenece”, denuncia el presidente del Colegio de Enfermería regional.

Asimismo, señala que se ha producido una situación similar con la presidenta del Colegio de Burgos Esther Reyes, “que convocó la reunión y supuestamente participó en ella, después de que su mandato lleva agotado hace seis meses, que son los mismos que lleva en funciones el Consejo Autonómico”. Y en el caso de la responsable del Colegio en Palencia Carmen Bárcena, Escaja señala que fue nombrada provisionalmente y fue cesada a petición de los miembros de la Junta de Gobierno “por su mala gestión y actualmente solo se mantiene en el cargo cautelarmente hasta que haya sentencia judicial”.

“Estas son las personas que, después de que los Juzgados de lo contencioso administrativo les ha negado por dos veces el sustituir el Comité Ejecutivo, ahora se pretenden constituir en un órgano ilegal, se voten entre ellos mismos y se autoproclaman presidente, vicepresidente tesorero y vicesecretario del Consejo”, denuncia Escaja, para quien el origen y las causas de todos estos hechos viene promovida por el Consejo General de Enfermería y como respuesta a la denuncia que el Consejo de Castilla y León, y los Colegios de Valladolid y León han realizado ante la Fiscalía por posibles delitos del Presidente del Consejo General y su Junta de Gobierno de Apropiación Indebida, Administración Desleal y Falsedad Documental.

El presidente del Consejo apunta que, desde el primer momento en que tuvo conocimiento de la situación, puso los hechos en conocimiento de uno de los Juzgados de instrucción de Valladolid, y que está a la espera de su resolución.

“Como organización Colegial de Enfermería lamentamos profundamente la situación en un momento donde la salud de los ciudadanos y estar pendientes del proceso de vacunación debe ser lo prioritario”, afirma el presidente del Consejo, mientras reitera su disposición a colaborar para aportar información que aclare lo ocurrido y para evitar que vuelvan a producirse este tipo de irregularidades.