Los jóvenes y la digitalización protagonizan el Plan Estratégico de Empresa Familiar Castilla y León

“Horizonte 24″ apuesta por ayudas a las compañías a transformarse para promover el desarrollo de una sociedad más sostenible

La presidenta de Empresa Familiar de Castilla y León, Rocío Hervella, y el director general, Eduardo Estévez, presentan el Plan Estratégico "Horizonte 24"
La presidenta de Empresa Familiar de Castilla y León, Rocío Hervella, y el director general, Eduardo Estévez, presentan el Plan Estratégico "Horizonte 24"Miriam Chacón/Ical

La Asociación Empresa Familiar Castilla y León (EFCL) centrará sus acciones durante los próximos años en la transformación digital de sus asociados y en contribuir a la mejora del sistema de formación profesional de la Comunidad, para reducir el desempleo de los jóvenes, que supera ya el 40 por ciento.

Así lo destacó su presidenta Rocío Hervella, duranta la presentación, en Valladolid, de su Plan Estratégico “Horizonte 24″, que tiene como objetivo prioritario ayudar activamente a este tipo de compañías a desarrollarse y a transformarse para promover y contribuir al desarrollo de una sociedad más sostenible.

En este sentido, añadió que este proyecto, impulsado por la Junta Directiva de la EFCL para actualizar y adaptar su marco de actuación a las nuevas prioridades que ha impuesto la pandemia y sus consecuencias económicas para las compañías.

Rocío Hervella explicó que “la Asociación Empresa Familiar de Castilla y León quiere ser parte activa de la sociedad civil de la Comunidad”, y precisó que con ese objetivo desde esta institución se seguirá trabajando “para ayudar al Gobierno de Fernández Mañueco a potenciar la economía real de nuestra Región”.

“Horizonte 24″ ha sido elaborado tras el análisis de diferentes indicadores y con las aportaciones cualitativas de personas y entidades relevantes para la Asociación, entre las que figuran varios consejeros de la Junta, representantes de los medios de comunicación, asociaciones nacionales e internacionales empresariales y los expresidentes de la EFCL.

El plan establece tres líneas estratégicas de actuación dirigidas a tres grupos de interés, como son las administraciones públicas, la sociedad en general y sus asociados, un total de 168 compañías familiares, líderes en sus respectivos sectores, cuya facturación global equivale al 19,50 por ciento del Producto de Interior Bruto (PIB) regional y dan empleo al 10,50 por ciento de la población ocupada en el sector privado.

En este caso, la estrategia de EFCL se dirige a convertir a la asociación en un impulsor clave de desarrollo y de la continuidad de las empresas asociadas, como base de la propiedad responsable y el espíritu empresarial a largo plazo. “Queremos ser indispensables en la formación e información de las empresas familiares”, señaló Rocío Hervella.

Al tiempo, Empresa Familiar de Castilla y León desarrollará otra segunda línea de trabajo encaminada a erigirse en un interlocutor necesario de las administraciones públicas en el diseño de programas estratégicos para Castilla y León, que anticipe y lidere las propuestas de cambio.

La asociación también considera esencial acercar la empresa familiar a la sociedad po rlo que su tercera línea estratégica se centrará en ser reconocida como la principal “voz de la sociedad civil”, haciendo visible el papel de este tipo de compañías como generadoras de riqueza, empleo y de valor para sus diversos grupos de interés.

Estas tres líneas estratégicas se concretan, a su vez, en 10 programas prioritarios de trabajo y 21 líneas de actuación, que contribuyen a la consecución de siete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Entre ellos sobresale la puesta en marcha de proyectos de impacto social como el denominado “Tierra de Saber”, dirigido a reforzar la Formación Profesional para reducir la tasa de desempleo juvenil y generar más emprendimiento.

Otros programas prioritarios de EFCL están dirigidos al desarrollo y transformación de las empresas asociadas a través de actividades de formación específica, y a la promoción de actuaciones que faciliten la continuidad y el espíritu empresarial a largo plazo, priorizando especialmente la cualificación de las nuevas generaciones de las familias empresarias a través del Fórum de Jóvenes de Empresas Familiar de Castilla y León.

La apuesta por la digitalización de los servicios que ofrece a sus asociados y el establecimiento de redes y alianzas con organizaciones y profesionales de prestigio con las que comparta objetivos y valores, y que complementen las capacidades de la asociación son otros de los programas que desarrollará la EFCL, a través del Plan Estratégico “Horizonte 24″, que también contempla la puesta en marcha de una campaña para atraer a nuevos asociados que optimicen su representatividad y prestigio actual.

Pandemia

En cuanto a la situación de las empresas familiares de Castilla y León durante este año más de pandemia, Rocío Hervella señaló que “la salud debe ser la prioridad absoluta y las empresas debemos ayudar a que el fin de la pandemia llegue cuanto antes”. Además, no se quiso referir a si se debe levantar o no el Estado de Alarma, ya que ella no es sanitaria, y afirmó que “el objetivo es ofrecer toda nuestra colaboración para superar la crisis económica”.

Y es que según reiteró la presidenta, la pandemia “ha golpeado con fuerza” y definió 2020 como un año “tremendo”. Al respecto, el director de EFCL, Eduardo Estévez, ofreció datos de una encuesta entre sus asociados elaborada en marzo, y precisó que el 93 por ciento asume que se ha visto afectado o muy afectado por la Covid-19.

Sin embargo, constató que ningún asociado ha cerrado lo que revela que “han seguido peleando para ganar tiempo” hasta que se supere la pandemia y puedan retomar su actividad de forma normal.

Precisó Estévez que las empresas tuvieron que tomar medidas como el teletrabajo, los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) o el adelanto de vacaciones, con los sectores del comercio, el turismo, la hostelería y hoteles, como los más afectados.

Asimismo, añadió que “el sector agroalimentario está tirando del carro”, aunque Hervella precisó que también se ha visto afectado porque el 40 por ciento de sus ventas están ligadas al canal Horeca.

Eduardo Estévez también concretó que el 39,5 por ciento de las empresas encuestadas reconoció que había reducido sus plantillas entre un 1 y un 20 por ciento; y denunció que un 40 por ciento, vieron crecer el absentismo entre un uno y un cinco por ciento. Por último, lamentó que los ERTE, según les han comentado los asociados, no se cobraron ni en tiempo ni en forma y “generaron muchas tensiones internas”.