Castilla y León decepcionada con el Gobierno: “Hay que controlar la noche”

Verónica Casado muestra su pesar por que no se adopten medidas para contener esta “grave” quinta ola

La consejera de Sanidad, Verónica Casado
La consejera de Sanidad, Verónica Casado FOTO: mir_ical

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha mostrado este miércoles su “decepción” con el Gobierno al no haber adoptado ninguna medida para contener esta “grave” quinta ola de coronavirus y ha advertido de que “es necesario controlar lo que pasa por la noche”.

En declaraciones a los periodistas en Burgos poco después de haber participado en el Consejo Interterritorial de Salud, Verónica Casado ha asegurado que el Gobierno no ha dado una respuesta al planteamiento de Castilla y León de recuperar el toque de queda entre la 1 y las 6 de la mañana y, sin mencionar este medida concreta, ha asegurado que es algo que le decepciona porque nos encontramos en un momento “nuevamente problemático”.

“Ojalá no haya impacto y no veamos a niños en las UCIs”, ha indicado la consejera, quien ha hecho un llamamiento a los jóvenes: “el virus va a por vosotros porque no estáis vacunados y, además, podéis contagiar a vuestros padres que a lo mejor solo tienen una pauta de vacuna puesta”.

La consejera ha explicado que sus planteamientos en la interterritorial han sido los mismos que han recogido la ponencia de alertas y el comité de expertos y que básicamente son tres medidas.

La primera, aumentar la vacunación ya que Castilla y León necesita más vacunas ya que ha demostrado que es capaz de inocular los preparados a gran velocidad y nivel.

La segunda medida sería tomar medidas para controlar la noche, pero ahí la ministra de Sanidad se ha limitado a decir que estarán con las Comunidades -según Casado- y eso “no es suficiente”.

Así, ha explicado que en el Consejo de Gobierno de mañana se plantearán medidas para restringir el ocio nocturno pero el problema es que el ocio nocturno se traslada a otros sitios con aglomeraciones.

“Si no se controlan perfectamente estas aglomeraciones se pueden producir enfermedades. La letalidad es muy triste a cualquier edad, pero si hay niños de 17 años que fallecen, son 70 años de vida pérdida”, ha declarado la consejera.

De este modo, la consejera ha insisto en que es necesario “algo más”, y ha subrayado que la Junta de Castilla y León no quiere penalizar a la hostelería o al sector del turismo rural “porque el foco no está ahí”.

Y finalmente, ha planteado la necesidad de utilizar la mascarilla también en exteriores cuando se pueda garantizar la distancia social.

Verónica Casado ha asegurado que esta quinta ola es “grave” entre los jóvenes de 12 y 29 años y que, además, puede tener un traslado a sus padres que solo tienen una pauta administrada.

“Los jóvenes tienen menos posibilidad de enfermar gravemente, pero la letalidad está ahí”, ha advertido.