Ricardo Bláquez pide estar unidos como sociedad para afrontar los problemas y garantizar los deberes y derechos de todos

En la homilía con motivo de la celebración de la festividad de Nuestra Señora de San Lorenzo, patrona de Valladolid, el arzobispo apuesta por pensar en el bien común, más allá de intereses particulares

El arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, preside la Eucaristía en honor de Nuestra Señora de San Lorenzo, patrona de Valladolid
El arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, preside la Eucaristía en honor de Nuestra Señora de San Lorenzo, patrona de Valladolid FOTO: mir_ical Agencia ICAL

El cardenal arzobispo de Valladolid, monseñor Ricardo Blázquez, pidió estar unidos como sociedad para poder afrontar todos los problemas de orden social, laboral, económico y pastoral derivados de una pandemia que “parece que cede, pero no cesa”.

“No estamos unidos”, algo que le causa tristeza y malestar, porque hoy la población se enfrenta a desafíos “de trascendencia”.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, junto al equipo de gobierno municipal en la Catedral
El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, junto al equipo de gobierno municipal en la Catedral FOTO: mir_ical Agencia ICAL

En la homilía con motivo de la celebración de la festividad de Nuestra Señora de San Lorenzo, patrona de Valladolid, en la Santa Iglesia Catedral, Blázquez incidió en el mensaje de que “la unidad fortalece, la división debilita”. Y, a su juicio, hay que acabar con ausencia de tratamiento solidario, con su escamoteo, para primar “el bien común en aras de intereses particulares”.

Homilía del arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez
Homilía del arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez FOTO: mir_ical Agencia ICAL

Con la protección de la Virgen, pidió a los vallisoletanos eliminar discordias, y con su intersección matar el odio y no dejarlo crecer, “es una mala planta que produce frutos perversos”.

El arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, preside la Eucaristía en honor de Nuestra Señora de San Lorenzo, patrona de Valladolid
El arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, preside la Eucaristía en honor de Nuestra Señora de San Lorenzo, patrona de Valladolid FOTO: mir_ical Agencia ICAL

“La reconciliación no se acaba nunca, van surgiendo obstáculos”, y es “momento del trabajo por el bien de todos, por el bien común”. “La concordia y el bien común están en sintonía”, y el bien común agrupa el conjunto de condiciones para que la convivencia ofrezca lo que se necesita, narró, que es “pensar en grandes objetivos comunes, más allá de los intereses particulares”, la búsqueda de consensos para garantizar los derechos y deberes de todos, y también, hacerlo desde el respeto a las instituciones.

Un deseo para las próximas fiestas

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, que asistió a la celebración de la misa en honor a la patrona de la ciudad, la Virgen de San Lorenzo, le pidió, a las puertas de la catedral, que el próximo año las fiestas puedan celebrarse con normalidad. “El año pasado pedimos estar mejor, yo creo que se ha avanzado, y este lo que pedimos ya es que el próximo sea normal”.

Puente, quien lamentó que no se pudiera celebrar la tradicional procesión y que las fiestas sean un “poco a medias” por la situación epidemiológica, dejó un hueco para la esperanza. Es un momento “agridulce” pero mejor al de hace un año, concluyó.