Cinco edificios emblemáticos del Románico Palentino protagonizan una colección de décimos de la Lotería Nacional

Saldrán a la venta durante cinco jueves consecutivos del 10 de marzo al 7 de abril

El románico palentino protagoniza una colección de cinco décimos de Lotería Nacional
El románico palentino protagoniza una colección de cinco décimos de Lotería Nacional FOTO: ICAL Agencia ICAL

La Fundación Santa María la Real y Loterías y Apuestas del Estado colaborarán para ilustrar los décimos de los jueves con una serie de cinco imágenes del Románico Palentino, que se publicarán durante cinco jueves consecutivos del 10 de marzo al 7 de abril. Los edificios elegidos han sido el monasterio de Santa María la Real, la iglesia de San Martín de Frómista, el claustro del monasterio de San Andrés de Arroyo, la iglesia de San Salvador de Cantamuda y la de Santa Marina en Villanueva de la Torre.

En cada uno de los cinco sorteos se pondrán a la venta seis millones de décimos en los puntos de venta de Loterías, lo que permitirá que se conozca el Románico Palentino en todos los lugares de la geografía española. Cada sorteo repartirá un total de 12,6 millones de euros en premios, entre los que destacan un primero de 300.000 euros a la serie y un segundo de 60.000 euros a la serie.

“Consideramos que es una fantástica promoción para el románico palentino especialmente ahora que llevamos varios años apostando por conseguir su declaración como Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO”, explicó durante la presentación el director del Centro de Estudios del Románico de la Fundación Santa María la Real, Jaime Nuño.

Desde Loterías y Apuestas del Estado señalaron que esta colección de décimos forma parte de su compromiso por difundir y promocionar el legado cultural de nuestro país. “Concretamente, el décimo es un vehículo de transmisión cultural que llega cada semana a millones de personas. Esta colección supondrá, por tanto, una magnífica promoción para Palencia y su románico”, añadieron.

La selección comienza por el monasterio de Santa María la Real, sede de la Fundación y auténtica puerta abierta al románico del territorio. “Es un edificio que interesa no solo por su historia o su prestancia, sino también, porque aquí, surgieron los primeros programas de Escuelas Taller de España, que sirvieron para dar formación y empleo a miles de personas. El monasterio es un ejemplo vivo de cómo el patrimonio puede dinamizar un territorio, concitando esfuerzos públicos y privados”, apuntó Nuño.

Junto a él, la iglesia de San Martín de Frómista, sin duda, uno de los ejemplos más conocidos del románico palentino y la de San Salvador de Cantamuda con su significativa y llamativa espadaña. Completan la serie el claustro del monasterio de San Andrés de Arroyo, joya del románico palentino y uno de los pocos edificios monásticos que han conservado a lo largo del tiempo su función primigenia y la iglesia de Santa Marina en Villanueva de la Torre, informa Ical.

Tanto en la Fundación, como en Loterías y en el resto de instituciones implicadas, son conscientes de que el románico palentino es mucho más amplio, pero se trata de “abrir una pequeña puerta y picar la curiosidad de quienes vean los décimos para que se animen a visitar este territorio”.