La tasa de contagios de los niños en los campamentos de verano es 6 veces menor que la de la población en general

Los autores del estudio matizan que los resultados no se pueden extrapolar a los entornos escolares porque las actividades se realizaron en su mayoría al aire libre y en grupos de menos de diez menores

Thumbnail

A las puertas del inicio del curso escolar, el Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona ha presentado un estudio para determinar si entre los niños hay mayor capacidad de propagación del virus. Elaborado en base a la experiencia en los campamentos de verano, el estudio ha constatado que la tasa de contagio entre los menores es muy inferior a la media, aunque también matiza que las circunstancias en las que se encontraban son diferentes a las de la escuela.

Así, la tasa de reproducción -velocidad de propagación- se ha situado en 0,3 La tasa de contagio de los niños en los campamentos de verano es muy inferior a la media, con una tasa de reproducción (Rt) del virus de 0,3, mientras que en las poblaciones del entorno de estos casales la media se sitúa entre el 1,7 y el 2. Es decir, seis veces menos, ha explicado la doctora Yolanda Jordán.

Así se desprende del estudio 'Kids Corona' del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, en el que han participado más de 1.900 personas, entre niños y monitores de los campamentos de verano del área de Barcelona.

Durante las cinco semanas en las que se ha desarrollado la recogida de datos en las escuelas de verano, entre las 1.900 personas que han formado parte de la muestra, se han detectado a través de pruebas PCR por saliva 39 casos positivos, todos ellos asintomáticos, de los cuales 30 se han dado entre los niños y niñas. Los menores contagiados tuvieron contacto con 253 personas de los grupos de convivencia y sólo en 12 casos se produjo transmisión, lo que equivale al 4,7%.

La investigación se ha llevado a cabo en dos fases. Durante la primera etapa, se ha basado en la recopilación de las respuestas de familias con niños de entre 7 y 16 años confinados durante la pandemia de coronavirus a través de un cuestionario online.

En la segunda fase se ha procedido a una investigación de campo con 1.900 niños y monitores de las escuelas de verano en el entorno de la ciudad de Barcelona. El objetivo, entender el riesgo de infección de la enfermedad en los más pequeños, la transmisión dentro de casa y las consecuencias del aislamiento domiciliario en su salud.

Desde la investigación reconocen que las características de estos espacios veraniegos distan de los colegios en periodo lectivo, sí se han podido determinar aspectos claves sobre la transmisión de la enfermedad y la importancia de las medidas de prevención para frenar la transmisión.

En los 22 colegios de verano del entorno urbano, que han compuesto la muestra, han sido clave medidas como la distancia de seguridad, el desarrollo de actividades al aire libre, el correcto uso de la máscarilla y, especialmente, los llamados ‘grupos burbuja’, que se basan en mantener grupos reducidos y con contacto estable. Más de 60 profesionales han participado en el estudio dirigido por Juanjo Garcia, jefe de pediatría del Sant Joan de Déu y responsable institucional de la investigación.