El curso escolar arranca con 1.700 profesionales vulnerables, 800 tienen la baja

El Govern centra la estrategia de la vuelta al colegio en los grupos estables, pero avala las extraescolares

Cataluña ultima el arranque de un curso escolar marcado por la pandemia, mientras Comunidades Autónomas como Cantabria, País Vasco, La Rioja, Valencia y Aragón han empezado ya hoy las clases. A una semana de volver al colegio, el departamento de Educación ha presentado el curso 2020-2021 con instrucciones para afrontar la pandemia. El curso empezará con 800 trabajadores vulnerables de baja. Además de profesores, este número cuenta con personal administrativo y de servicio de los centros escolares. De los 12.000 empleados que en junio manifestaron problemas de salud para trabajar en tiempos de COVID-19, el departamento de Educación ha concluido que 1.700 requieren una adaptación del centro de trabajo. De estos, 800 trabajad ores no se podrán incorporar y ya tienen la baja.

Siete profesores han dado positivo en seis centros

A partir del próximo lunes 14 de septiembre, se podrán cubrir estas 800 bajas. Este número no es fijo, puede ampliarse o reducirse en función de la salud del personal. Otra cosa son los profesores que no se incorporarán porque han dado positivo. Hasta la fecha, sólo siete docentes de seis centros educativos tienen la covid. La escuela Juncadella de Sant Vicenç del Horts es la única que no empezará el día 14 se septiembre. Se trata del centro que tiene a dos maestros infectados y al resto confinado. Empezará el curso dos días después, cuando la plantilla, que estuvo en contacto hace una semana durante el claustro de profesores de inicio de curso, acaba la cuarentena. “Por dos días, no valía la pena buscar y empezar el curso con sustitutos”, ha dicho el conseller de Educación, Josep Bargalló. “Pero a partir de ahora, si hay bajas por covid, se sustuirán”, ha añadido.

Bargalló también ha añadido que las reuniones entre profesores y con las familias se hagan de manera virtual.

Un grupo de FP de un centro de Salou, en cuarentena

En un centro de FP de Salou donde ya han empezado las clases, un alumno dela especialidad de Vela ha dado positivo y el grupo con el que compartía clase está en cuarentena.

5.123 profesores nuevos contratados

Una de las cuestiones que más preocupa a los directores de los centros escolares es la celeridad para cubrir las bajas, la dificultad para cumplir las ratios –20 niños en infantil y primaria, y 30 en secundaria– y qué responder a las familias sobre las extraescolares. Sobre la primera duda, Bargalló quiere cubrir bajas por covid en menos de 24 horas. En cuanto a las ratios, aunque reconoce que cuanto más pequeño sea el grupo, mejor, insiste en que más que la cifra importa la higiene y la estabilidad de los grupos. Un 30% de los grupos de centros públicos no cumple con las ratios. Y otro tanto por ciento de centros concertados que informan de que como se trata de una recomendación, no reducirán grupos porque Educación no les ha dado recursos, ya sea más profesores o espacios.

Para afrontar este curso marcado por la epidemia, Educación ha contratado 8.162 profesionales, la mayoría son profesores, 5.123, y no descarta ampliar el número en función de cómo evolucione la pandemia. Para las contrataciones, la Generalitat ha destinado 232 millones de euros.

El Govern avala las extraescolares

Sobre el último punto, pese a basar su estrategia anticovid en los grupos estables, el Govern avala las extraescolares. Aunque hay voces de médicos y expertos en salud pública que abogan por aplazarlas, el conseller de Educación defiende que “no nos podemos permitir un curso sin extraescolares”. Pero lo que pasa a partir de las cinco de la tarde ya no es cosa de Educación, depende de las ampas, las escuelas o entidades privadas. En el plan para la vuelta al colegio dibujado por el Govern habla de que los niños lleven mascarilla o de reservar una superficie de 2,5 metros cuadrados por niño, cosa difícil en deportes como fútbol o judo, donde el contacto físico es inevitable. Desde la FAPAC (Federación de Padres y Madres de Cataluña) han avanzado que se está perfilando un nuevo protocolo con unas directrices más claras.

Menos alumnos en infantil y primaria

El curso 2020-21 empieza con 1.339.000 alumnos, 12.098 alumnos menos en infantil y primaria. En P3, hay 4.000 alumnos menos por motivos de natalidad, pero en primaria hay menos alumnos por movilidad de las familias.

En cambio, en secundaria y FP hay más alumnos. 1.400 más en educación secundaria y cerca de 2.000 en los ciclos de Formación Profesional.

La covid agrava la segregación escolar

Bargalló no pasa por alto que la covid ha agravado la crisis social y la segregación escolar. Para acompañar a los alumnos, Educación destina 37 millones al programa de mejora educativa. Finalmente, el conseller ha anunciado también 104 millones de euros para desplegar el plan de digitalización, una urgencia que la pandemia ha acelerado. Entre otras medidas, se repartirán 300.000 ordenadores a alumnos vulnerables, se ayudará a familias a conectarse a internet, se distribuirán 110.000 paquetes de conexión y se repartirán otros 85.000 dispositivos a los docentes.

Medidas contra el virus

En los centros escolares, los tres mandamientos son los mismos que fuera: distancia social, mascarilla e higiene. Sólo en el caso de los grupos estables, la distancia de seguridad se puede romper.

Una de las máximas de la pandemia es evitar aglomeraciones. No se podrán tener 300 niños o 150 familiares en la puerta de una colegio. Según la infraestructura del centro y de su entorno, si dispone de más de una puerta o no, habrá turnos para entrar y salir. Se ha hecho un trabajo con los ayuntamientos para adaptar la movilidad urbana en las horas de salida y entrada.

Las entradas y salidas serán con mascarilla. A partir de los 12 años, la mascarillas también será obligatoria dentro de las aulas. En función de la situación epidemiológica, también será obligatoria para los mayores de seis años. El patio se hará por turnos, respetando una distancia de 1,5 metros entre grupos o llevando mascarilla.

Los centros dispondrán dispensadores de gel en espacios comunes y de dispositivos para medir la temperatura. Se considerará fiebre a partir de 37,5º.

Los comedores escolares

Habrán comedores escolares en primaria y los institutos que tenían cantina tendrán cantina. Podrán acceder los grupos estables. Podrán sentarse juntos en una o diversas mesas sin distancia física. En un comedor puede haber más de un grupo estable cumpliendo distancia física. Hay más medidas, para servir agua, el jarro sólo lo servirá una persona. la ensalada se servirá individualmente. Puede que se haya de hacer más turnos o escuelas que utilicen otro espacio para las comidas. Los horarios de monitores se tendrán que ampliar o bien se tendrán que contratar más monitores.

“La prioridad es que los niños puedan ir de manera presencial al colegio”, ha insistido Bargalló. El mensaje que ha querido enviar el conseller es que las escuelas cuidarán la seguridad para funcionar como un “segundo hogar” para los alumnos.