Macrooperativo en el Raval con 51 detenidos por tráfico de drogas

Están desplegados unos 1.000 agentes entre Mossos d’Esquadra, Policía Nacional y Guardia Urbana

Los Mossos d’Esquadra, la Policía Nacional y la Guardia Urbana han puesto en marcha un macroperativo policial en barrio del Raval de Barcelona contra la venta y distribución de heroína en este barrio.

En varios apuntes en Twitter, la policía catalana ha explicado que los investigados se dedicaban a vender drogas en la calle. Se trata de varias bandas que controlan el tráfico de heroína en la zona, y la mayoría son de origen paquistaní.

El operativo ha contado con cerca de 1.000 efectivos policiales en el centro de Barcelona y se han realizado entradas judiciales también en Cornellà de Llobregat, Badalona y el Prat de Llobregat.

Estaban previstas decenas de detenciones y registros, y al mediodía ya se había entrado en 35 pisos y 5 locales comerciales. La operación policial está bajo secreto de sumario. Arrancó hace más de un año, cuando se detectó de nuevo una actividad organizada de narcotráfico en el casco antiguo de la ciudad.

Del total de las entradas, 37 se han hecho en la ciudad de Barcelona, la mayoría en el barrio del Raval, han explicado fuentes de los Mossos. Han detallado que el operativo se preparó a raíz de una investigación de la Policía Nacional sobre el narcotráfico, y a diferencia de otras ocasiones este cuerpo participa en el dispositivo más allá de sus competencias en materia de extranjería.

En los registros se han incautado más de seis kilos de droga y unos 60.000 euros en efectivo, tras lo que el jefe de la Brigada provincial de extranjería y fronteras de la Policía Nacional, Emilio de la Calle, ha celebrado la “coordinación magnífica” entre los tres cuerpos policiales, y ha señalado que el operativo sigue en marcha, por lo que prevé aumentar la cifra de detenciones e incautaciones.

De la Calle también ha destacado que los pisos y locales registrados se usaban para almacenar y distribuir drogas, no para consumirlas, y en la misma línea el jefe de la Urbana en Ciutat Vella, Carlos Oliva, ha señalado que “ahora el fenómeno de los narcopisos está reducido a la mínima expresión aquí”, a pesar de que se mantienen tres pisos investigados en el barrio.

“Esto representa un punto de inflexión, se ha neutralizado gran parte” de las personas dedicadas a la venta de droga en la calle, ha añadido Oliva, que ha asegurado que después de estas detenciones mejorará la calidad de vida de los vecinos de la zona.

El jefe de Mossos en el distrito, Rafa Tello, ha valorado la operación, que se llama “Colisseu”, como “la más importante en salud pública en el distrito”, junto a otras dos que hicieron en 2018 (la operación Bacar) y en 2019 (a la que llamaron Suricata).

Durante el año que la investigación lleva en marcha, los investigadores han hecho más de un centenar de incautaciones relacionadas con estos grupos, y de forma paralela se han cerrado 47 puntos de venta y algunos narcopisos que seguían en funcionamiento en la zona.

Es la tercera gran redada en dos años que se despliega en el Raval. La primera fue en octubre de 2018. Se desarticuló una facción de la mafia dominicana en la zona, y que se había hecho con el control de 26 narcopisos. Fueron arrestadas una setentena de personas. En junio de 2019, hubo un golpe contra la mafia paquistaní, y hubo una cincuentena de arrestos.

Con la anterior intervención contra la mafia paquistaní quedó claro que el núcleo duro de la red explotaba a los compatriotas obligándolos, por la fuerza, a vender droga en pisos o de captadores, en la calle, usando la venta de latas como un disfraz para ofrecer diversas drogas, entre ellas cocaína.