Cataluña prepara la reapertura de la comunidad para el 26 de abril

El Procicat trabaja en un nuevo ordenamiento territorial con más flexibilidad que las comarcas pero descarta las veguerías

Thumbnail

Pocas sorpresas ha habido esta mañana en la reunión semanal de la Generalitat y el Procicat. Es decir, la situación se mantiene como estaba, con confinamiento comarcal y los mismos horarios de apertura de la restauración y del comercio. La desescalada, por lo tanto, se prorroga para el próximo 26 de abril en función de los datos epidemiológicos, tal y como ha explicado el secretario general del Departamento de Salud, Marco Ramentol.

El consejero de Interior, Miguel Samper, también ha insistido en que la voluntad del gobierno es que “la próxima semana” puedan hablar “otra perspectiva, de otro confinamiento territorial”. Por la mañana, en una entrevista en Catalunya Radio, Samper aseguró que se trabaja con confinamientos desiguales en función del territorio y la situación de la pandemia en cada lugar. “Lo dijimos antes de las vacaciones: el problema no era la movilidad, sino hacer las cosas bien. No hay que dar pasos atrás, como ha ocurrido en Italia o Francia, es mejor una desescalada lenta, pero segura”, avisó Samper.

El consejero de Interior ha querido tranquilizar a los sectores “que más han sufrido” por las restricciones contra la Covid-19, como son la cultura y la restauración. “Deben tener la visión que esta cuarta ola la gestionaremos con unos elementos diferentes de las anteriores. No tanto con abre y cierra, sino con resiliencia.” “No se pueden plantear procesos de apertura hasta que no hayamos constatado que no sobrepasamos el pico de contagios y la presión asistencial en las unidades de críticos”, dijo Ramentol. El dato positivo, en cualquier caso, es que la Semana Santa no ha resultado tan devastadora como la Navidad, por lo que desde la Generalitat hablan de “estabilización del crecimiento pandémico”.

El consejero Samper reconoce que tanto el Procicat, como el gobierno, están estudiando una nueva unidad territorial. Asegura que está “muy avanzada” cuál será esta unidad, pese a no estar “del todo resuelta”, y que se están escuchando las peticiones y las preocupaciones del territorio. La Generalitat, por ahora, descarta la aplicación de confinamientos por veguerías, cuya organización desconocen la gran mayoría de catalanes pero que ampliaría la movilidad más allá de la comarca.

El secretario de Salud Pública, José Maria Argimon, añadió que 500 hospitalizados en las UCIs por Covid-19 es una “cifra demasiado elevada, aunque” ya que representan un 52% del total de críticos. El consejero de Interior, Miguel Samper, dijo que hay que “corregir” el repunte de pacientes críticos. Sin embargo, el consejero ha sumado a los agradecimientos a la ciudadanía por el cumplimiento de las medidas durante la Semana Santa: “Esto se ha traducido en que el crecimiento no haya sido vertical.”