La CUP da un portazo a Sánchez en el minuto uno: “Ni indultos ni perdón”

“Usted es parte del problema. Si ha venido a vendernos los indultos o un nuevo estatuto nosotros les decimos que la independencia es el único camino”, advierten los antisistema

Unas 200 personas protestan ante el Liceu antes del acto político de la CUP
Unas 200 personas protestan ante el Liceu antes del acto político de la CUPEUROPA PRESS - DAVID OLLER EUROPA PRESS - DAVID OLLER

En el lugar y en el momento, a las 12:00 horas del mediodía y ante las puertas del Liceu, la CUP, el partido que sustenta la presidencia de Pere Aragonès desde el Parlament, ha dado un sonoro portazo a la “agenda del reencuentro” de Pedro Sánchez: “Ni indultos ni perdón”, han clamado varios de sus dirigentes en un acto celebrado en la Rambla coincidiendo con la llegada del presidente del Gobierno al centro de Barcelona en medio de un fuerte dispositivo policial.

Xavier Pellicer ha sido uno de los que ha tomado la palabra. Diputado en el Parlament y una de las nuevas referencias de los antisistema, ha dejado claras las líneas maestras de su discurso desde el minuto uno: “La amnistía y la autodeterminación son la solución para un pueblo. Ni indultos ni perdón”.

Un mantra que han apuntalado otras voces desatacadas del partido como la de Edgar Fernández, regidor y miembro del secretariado nacional, quien ha se ha dirigido explícitamente hacia el presidente del Gobierno: “Señor Pedro Sánchez no es bienvenido”. “Usted es parte del problema. Si ha venido a vendernos los indultos o un nuevo estatuto nosotros les decimos que la independencia es el único camino”, ha advertido sobre la hoja de ruta socialista, que pasaría por recuperar el texto estatutario recortado por el Constitucional y ampliar el autogobierno catalán.

“Hay un total de 3.000 personas represaliadas. La represión ni comenzó con el ‘procés’ ni acabará con los indultos. La represión nos quiere dividir, hacer que nos cuestionemos. Pero no tenemos miedo al Estado; señor Pedro Sánchez, usted es parte del problema”, ha añadido.

Y es que la oposición de la CUP a la agenda de Pedro Sánchez es total pese al preacuerdo firmado con Esquerra y Pere Aragonès para la Generalitat. “No pedimos ni esperamos su perdón, porque la lucha es el único camino”, ha avisado el líder de la formación antisistema, Carles Riera, al presidente del Gobierno.

Una advertencia que supone de facto una enmienda a la estrategia negociadora de los republicanos y a la mano tendida de Esquerra a dialogar con el Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos para encontrar una salida al conflicto político catalán.