Se constituye Unidos por el Bosque, coalición para cambiar el modelo de gestión del sector forestal

Cinco organizaciones, entre las que están Institut Agrícola Català de Sant Isidre, presentan una candidatura conjunta a las elecciones al Centro de Propiedad Forestal

Bosque
Bosque FOTO: La Razón

Con las elecciones al Centro de Propiedad Forestal, ente público-privado presidido por la conselleria de Acción Climática, Agricultura y Alimentación, a la vuelta de la esquina (26 de febrero), cinco organizaciones se han unido para formar la coalición Unidos por el Bosque con el objetivo de cambiar el modelo de gestión del sector forestal.

En concreto, las cinco organizaciones que integrarán la coalición son Institut Agrícola Català de Sant Isidre, Consorci Forestal de Catalunya, BOSCAT, Unió de Pagesos y JARC. El pacto entre las principales asociaciones y organizaciones que actúan en el mundo forestal se selló el pasado 16 de diciembre.

Estas entidades han consensuado un programa que recoge los principales retos y preocupaciones del sector de la propiedad y gestión forestal para impulsar un cambio de gestión en favor de un nuevo modelo económico: quieren una nueva gestión con más recursos para impulsar políticas de prevención de incendios y desarrollar una estrategia de bioeconomía para modernizar la administración forestal y conseguir que el Centro de Propiedad Forestal (CPF) sea la única administración del bosque.

Entre los principales acuerdos destacan, además del impulso de la modernización de la administración forestal, trabajar por una clara mejora de la financiación de las políticas forestales y del medio natural que se impulsan desde el CPF; mejorar la gobernanza y compatibilizar las políticas ambientales y la gestión forestal; o, una mejora de las rentas de la actividad y propiedad forestal, impulsando la titulación y los mercados de CO2, la función energética, el aprovisionamiento industrial de las materias primas sostenibles, la mejora de la regulación de los aprovechamientos secundarios y la captación de inversiones para Cataluña.

Asimismo, también han acordado apostar por la Gestión Forestal sostenible como pilar inconfundible de la prevención de incendios y la mejora del medio natural; el Desarrollo de la Estrategia de la Bioeconomía centrada en el bosque; o, la potenciación del papel del CPF impulsando la certificación forestal y la seguridad jurídica de los instrumentos de gestión que se aprueben.

En total, más de 30 líneas de trabajo con el objetivo de conseguir cambiar la situación del sector forestal como sucede en toda Europa y para que se convierta en un sector económico potente y avanzado, esencial en la nueva economía que Europa impulsa.