Los docentes exigen que se cumplan las medidas de seguridad para el inicio del curso

Piden reforzar las plantilla, bajar la ratio por aula, enfermeras escolares y mayores medios tecnológicos

08/06/20 Madrid. Sanchinarro
Regreso escalonado a clases en colegios. En el colegio Valdefuentes en Sanchinarro, acuden los alumnos de 2¼ de Bachillerato que se preparan para la EVAU.
@ Cipriano Pastrano
Alumnos en un pasilloCipriano Pastrano DelgadoLa Raz—n

El sindicato de docentes ANPE ha exigido al Ministerio de Educación que cumpla y haga cumplir a las comunidades autónomas las medidas sanitarias y de seguridad acordadas con el Ministerio de Sanidad para el inicio del próximo curso escolar.

El sindicato recuerda que ambos ministerios elaboraron un documento que incluye una serie de recomendaciones en relación con las medidas de prevención e higiene frente al COVD-19 para los centros educativos en el curso 2020-2021. Dichas recomendaciones, señala, deben servir de base para el trabajo que realizarán la Conselleria de Educación junto con los responsables de Sanidad o Salud Pública de cada comunidad autónoma a la hora de planificar el próximo curso.

Este último documento corrige y matiza criterios elaborados anteriormente en relación con medidas higiénico sanitarias y organizativas, distribución de espacios, ratios y medidas de prevención, entre otras.

Para ANPE el documento es “excesivamente abierto, con meras recomendaciones cuya ejecución y cumplimiento recaerá en las Comunidades Autónomas y trasladará, en última instancia, la responsabilidad a los equipos directivos. Los cambios de criterio no pueden seguir generando desconcierto, confusión e incertidumbre a toda la comunidad educativa”, señalan

Añaden que el objetivo del próximo curso para ANPE debe ser garantizar la enseñanza presencial para todo el alumnado.Para ello será necesario crear un entorno escolar seguro que de confianza y seguridad a la comunidad educativa, con el cumplimiento riguroso de las medidas sanitarias y de distanciamiento social recogidas en este documento y en el Real Decreto Ley 21/2020.

Para garantizar la vuelta a las aulas será necesario el cumplimiento de una serie de medidas que pasan por diseñar un plan de remodelación de los centros educativos con las reformas estructurales y adaptaciones necesarias que permitan adecuar los espacios para cumplir con las medidas preventivas y excepcionalmente habilitar otros espacios públicos u otras medidas alternativas.

Reforzar y aumentar las plantillas docentes, bajar la ratio realizando los desdobles de los grupos necesarios, y llevar a cabo planes específicos de apoyo y refuerzo educativo con el alumnado que no ha podido realizar un proceso de enseñanza-aprendizaje adecuado del tercer trimestre del curso 2019-20.

También dotar a los centros de enfermeras escolares, para que realice las funciones de responsable de la COVID-19 en el centro educativo y de detección precoz, seguimiento de casos y enlace con los centros sanitarios y asesorar a los alumnos y profesores frente a la enfermedad.

Para ANPE es imprescindible establecer un Plan de digitalización de los centros educativos, como complemento a la enseñanza presencial y que permita estar preparado ante un posible confinamiento.

Este plan debe estar basado en la dotación de medios tecnológicos y de conectividad para el alumnado y el profesorado, la formación para alumnado y profesorado y la creación de plataformas digitales por parte de las administraciones educativas.

La reapertura de los centros en el mes de septiembre debe garantizar el cumplimiento de todas las medidas preventivas frente a la COVID-19 y, a la vez, tiene que ser compatible con el proceso de enseñanza-aprendizaje, según el sindicato.ANPE exige instrucciones claras y criterios unificados para abordar la actividad docente en el próximo curso. “De ningún modo queremos que se reproduzca el sentimiento de abandono, cansancio e incertidumbre que han tenido los docentes durante este final de curso escolar”, concluyen.