El PP critica el retraso de los presupuestos participativos del Ayuntamiento de Valencia

La viceportavoz popular asegura que en tres años solo se ha ejecutado el 24,7 por ciento, y un 0 por ciento en el último año

La Portavoz Adjunta Popular en el Ayuntamiento de Valencia, María José Ferrer San Segundo, ha cuestionado el “retraso desorbitado” en la publicación de las bases reguladoras de la presente edición del Decidim VLC (2020-2021), “que los populares venimos reclamando mes tras mes, cuando ya está casi acabado el año, mientras a los ciudadanos se les dan cortísimos plazos para proponer proyectos y para apoyarlos”.

Las bases de este año se han publicado “a sólo mes y medio de que finalice el 2020, batiendo todos los récords negativos de demora: nada menos que con siete meses de retraso respecto a la edición de 2018, que se aprobaron en abril”, ha enfatizado Ferrer San Segundo.

También ha recordado que “desde el Grupo Municipal Popular hemos pedido reiteradamente que las bases de cada año se difundan entre los ciudadanos en el primer trimestre, o como mal menor, dentro del primer semestre, de cada año, pudiendo así dar plazos mayores a los ciudadanos, para fomentar el conocimiento y participación de los vecinos en hacer propuestas o apoyarlas, y no los escasos días, todos del propio mes de noviembre, que se dan para todo ello. Y hay que censurar que en la edición del DecidimVLC del 2020, las propuestas ganadoras no se conocerán hasta prácticamente marzo de 2021”.

A su juicio, el Gobierno del Rialto no puede utilizar la crisis sanitaria como "coartada para justificar sus dilaciones indebidas de gestión en la aprobación de las bases, porque, en el mismo contexto, otros Ayuntamientos han sido capaces de abrir el plazo de presentación de propuestas mucho antes que el nuestro”.

De hecho, ha especificado que, por ejemplo en Bilbao, la recogida de propuestas se produjo en julio; en Barcelona, este plazo se abrió el pasado 3 de febrero. Así, mientras que en el Proyecto de Presupuesto municipal para 2021 de Bilbao ya se encuentran incorporadas las propuestas ciudadanas priorizadas, a la fecha de la aprobación inicial de las cuentas municipales de Valencia para el próximo año, "estaremos todavía en la fase de presentación de proyectos.”

Ferrer San Segundo ha lamentado, además, que "en cuanto al importe dedicado a las iniciativas ciudadanas, no se haya destinado ni un solo euro más en los tres últimos años, y que a pesar de subir los impuestos para recaudar 30 millones de euros, el porcentaje de los presupuestos participativos está en un bajo 0,9% del presupuesto.” Y solicita “que se destine, al menos, el 2%, lo que estaría aún por debajo del porcentaje dedicado por ciudades como Barcelona, donde para este año se han dedicado 75 millones de euros en presupuestos participativos frente a los 8 de Valencia, lo que constituye el 2,3% de su presupuesto municipal.”

La viceportavoz popular ha “reprochado”, también con relación al tema, “que el gobierno de Ribó y PSPV, para maquillar sus mediocres resultados, contabilice como ejecutados proyectos todavía en fase de ejecución, falseando los datos.” Porque, según ha detallado, “el nivel medio de ejecución de las tres últimas ediciones está, en este momento, aún en un exiguo 24,7%.”

Además, ha incidido en que de los cuatro últimos procesos participativos, todavía hay casi un centenar de proyectos por finalizar (90) y el número de proyectos ejecutados de los que se aprobaron en la última edición (2019/20) es de cero, porque más del 85% (18 de las 21 propuestas seleccionadas) se encuentra aún en la fase de redacción, "cuando estamos ya a mes y medio de que acabe el año. Pero es que del 2018/2019, ejecutados sólo hay un 37,86% y del 2017/2918, un 36,36%.”

“En realidad, y aunque consideremos desde 5 ediciones atrás, que ya es considerar, sólo se ha ejecutado poco más de la mitad de estos proyectos (en concreto, el 52,9%) y no el 72,4% como se ha afirmado desde el gobierno municipal, haciendo trampas al hacer las cuentas y al contarlo, que se desvirtúan fácilmente".

Los datos reales de ejecución, que pueden constatarse en la propia web, según San Segundo, “merman la credibilidad del gobierno Compromís-PSPV, que en palabras dice mucho, pero que en la realidad de los números hace poco, tarde y mal”.

Además, la concejal popular ha cuestionado que sólo se permita votar a proyectos de un único distrito o poble, sin poder dar a apoyo a los que se consideren positivos en otras demarcaciones de la ciudad con las que se puede tener relación, afección o contacto diario.

Por ello, Ferrer San Segundo celebra que, “como ha pedido el Grupo Popular una y otra vez, este año sean los vecinos los únicos que puedan presentar propuestas, a diferencia de la pasada edición en las que se mermó la cuantía de su iniciativas, al posibilitar incluir también, dentro de esa partida, las procedentes del propio equipo de gobierno, lo que supuso, en números reales, sustraer su importe de las de los vecinos, que además no pueden competir en condiciones de igualdad con las estructuras para conseguir el apoyo a sus proyectos”.