El TSJ falla en contra de Aerte que pedía contacto físico en las residencias de ancianos

También se desestima la petición de anular la reserva del cinco por ciento de las plazas para aislamiento

Pilar, de 90 años, abraza a su hijo Manuel a través de un plástico para prevenir la propagación del coronavirus en una residencia de ancianos de Valterna (Valencia). Imagen de archivo.
Pilar, de 90 años, abraza a su hijo Manuel a través de un plástico para prevenir la propagación del coronavirus en una residencia de ancianos de Valterna (Valencia). Imagen de archivo.Biel AliñoEFE

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha rechazado las medidas cautelares solicitada por la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunitat Valenciaa (Aerte) para permitir el contacto físico en los centros residenciales.

Hemos llegado hasta donde hemos podido para defender que los abrazos vuelvan a las residencias”, ha asegurado en un comunicado el presidente de Aerte, José María Toro, quien considera que la situación actual de los centros residenciales lo permite. Según Toro, “a pesar del incremento de los casos en el conjunto de la sociedad, los brotes que se han producido tienen una evolución muy distinta a la de meses anteriores”.

El auto de la sección cuarta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJCV, según Aerte, no entiende que se den los requisitos necesarios para aceptar las medidas solicitadas al entender que el interés general de salud pública prevalece sobre los argumentos aportados por la asociación. Estos argumentos, añade, defendían la necesidad de recuperar ese contacto físico para proteger la salud emocional y psíquica de las personas atendidas. Además, indica que no se debe tomar la situación epidemiológica del momento de presentar el recurso, el 21 de junio, sino la existente en la fecha de publicación de la resolución recurrida, el 8 de abril de 2021.

También se desestiman las medidas cautelares referidas a la consideración de centro vacunado a aquel que supere el 95 por ciento de la pauta completa, y la que pedía la anulación de la reserva del 5 por ciento de las plazas para aislamiento en centros y que afecta a unas 1.400 plazas.

Según Toro, “eran los magistrados del TSJCV los que debían decidir cumpliendo con su papel en la sociedad y, en este caso, no han considerado suficientes los argumentos presentados”. “Lo asumimos de la misma manera que en otras ocasiones en las que nos han dado la razón”, ha agregado.

Según los datos que facilita el Imserso, en la Comunitat Valenciana se han producido, desde el 29 de marzo, 53 casos positivos de covid-19 en personas residentes y no ha habido ningún fallecimiento por coronavirus en 15 semanas.”Las Consellerias de Igualdad y Políticas Inclusivas y de Sanidad comparten, desde nuestro punto de vista, esta voluntad de recobrar el contacto físico, así que esperemos que se pueda recuperar lo antes posible”, asegura el presidente de Aerte