2014: una cita histórica

La RazónLa Razón

El próximo año se cumplirán cuatrocientos del fallecimiento de Doménico Theotocópuli, el 7 de abril de 1614 en Toledo. La Fundación El Greco 2014 no ha querido dejar nada a la improvisación. Llevan trabajando desde 2010, por eso, el 24 de septiembre aprobarán el programa definitivo, que ya está «avanzadísimo», en palabras de Gregorio Marañón, que preside la Fundación. Cuatro serán las grandes exposiciones que se sucederán a lo largo del año que viene. La primera, que se abrirá en febrero, se hará coincidir con la celebración de la feria de arte contemporáneo ARCO y expondrá la visión que importantes fotógrafos contemporáneos tienen de Toledo. Su comisaria es Elena Ochoa. «Se trata de una mirada actual, de acercarnos a ver cómo es Toledo hoy», explica Marañón. Un mes después, el 14 de marzo, llegará «El griego de Toledo», comisariada por Fernando Marías, y que además de la sede principal, en el Museo de Santa Cruz, tendrá cinco subsedes: la catedral, la parroquia de Santo Tomé, el Convento de Santo Domingo el Antiguo, el Hospital de Tavera y la Capilla de San José, «que por primera vez se abrirá al público. Hemos recibido préstamos de los más importantes museos del mundo y de las colecciones más representativas que tiene n obras del maestro», asegura con orgullo Marañón. La tercera exposición verá la luz en julio. Su título lo dice todo: «El Greco y la pintura moderna», cuya selección de obras firma Javier Barón y que enfrentará o relacionará en el Museo del Prado la obra de grandes artistas como Picasso o Matisse con la del griego. El año se cerrará en septiembre con «El Greco, arte y oficio», una de las muestras que levantarán seguro mayor expectación, ya que, comisariada por Leticia Ruiz, «tratará de una cuestión debatidísima como es la relación del pintor con su taller», explica el presidente de la Fundación, quien se muestra orgulloso de que «prácticamente el proyecto esté financiado con fondos privados. Yo hablaría de un 90 por ciento frente a un 10 por ciento de dinero público». Gregorio Marañón sabe que Toledo se convertirá en el centro cultural no sólo de España, sino también del mundo «porque nunca, y lo repito, nunca, vamos a tener ocasión de poder ver exposiciones como las que esta ciudad mostrará en 2014», y pone un revelador ejemplo del trabajo que hay detrás de esta ambiciosa celebración: «Solamente el valor del seguro de una de las exposiciones (la que albergará el Museo de Santa Cruz) es de 2.500 millones de euros». Adelanta que se verán obras que en España no se han mostrado anteriormente. «Rendir homenaje a Doménico Theotocópuli en la ciudad que mejor conserva su huella, avanzar en el mejor conocimiento del artista y su obra y enriquecer la identidad de Toledo fomentando su relación con El Greco» son los retos que se proponen desde la Fundación. Un congreso internacional junto con todo tipo de actividades culturales completarán el programa.