Muere por coronavirus Terrence McNally, el dramaturgo que hizo gay a Jesucristo

El norteamericano, autor de “Master Class” y “Corpus Christi”, entre otras muchas, ha fallecido a los 81 años

El maldito bicho sigue reduciendo nuestro patrimonio vivo. El último en caer en la trampa ha sido el dramaturgo norteamericano Terrence McNally. “Uno de los mejores de nuestros tiempos”, se reconocía el año pasado en la gala de los Premios Tony de teatro, donde recibió el reconocimiento a toda su carrera. Esa que se mantuvo durante seis décadas por todo el mundo, y que ya permanecerá para la posteridad.

El autor falleció en el Sarasota Memorial Hospital de Sarasota, en Florida, donde también nació, por complicaciones derivadas del coronavirus, según ha informado su representante, Matt Polk. McNally ya se encontraba delicado de salud por una enfermedad pulmonar inflamatoria crónica tras de haber padecido un cáncer.

Nunca se dejó englobar dentro de ningún movimiento. Fue de la vanguardia a lo comercial, y estuvo tanto dentro como fuera de Broadway. Quiso centrar sus esfuerzos ceativos en reflejar la urgente necesidad de comunicación entre las personas, porque para McNally la principal labor de los escenarios no era otra que crear esos lazos entre religiones, géneros y razas: “Creo que el teatro nos enseña quiénes somos, cuál es nuestra sociedad, hacia dónde vamos. No creo que pueda resolver los problemas de una sociedad, ni se debería esperar que las obras lo hagan. Pero la gente sí. Las obras deben proporcionar un foro para las ideas y sentimientos que lleven a una sociedad hacia la sanación y el cambio”, defendió.

Además de sus galardonadas obras de teatro y musicales, también escribió óperas, guiones y memorias. En los citados Tony, triunfaron piezas teatrales como “Love! Valour! Compassion!” y “Master Class”, y musicales como “Ragtime” y “Kiss of the Spider Woman”. En las que también cabría destacar “The Ritz”, “The Full Monty”, “The Rink”, “And Things That Go Bump in the Night”, “Anastasia”, “Mothers and Sons”...

Otra de los títulos de McNally, reconocido homosexual, fue la polémica “Corpus Christi”, donde representó a Jesucristo como un gay que mantiene relaciones sexuales con sus doce apóstoles, y por la que recibió amenazas de muerte cuando fue representada en Estados Unidos.