5 libros para comprender el Alzheimer

Hoy se celebra el Día Mundial del Alzheimer, una situación que sufren miles de personas en el mundo cada año

Lo principal a tener en cuenta para comprender el Alzheimer es que quien lo padece no es un enfermo a quien mirar doliente, sino una persona a quien cuidar sonriente. Es alguien que, aunque sumido en el olvido, sigue viviendo y sintiendo, por lo que la normalidad y el cariño son las más eficaces medicinas. En esto coinciden los familiares que han sufrido el Alzheimer en sus casas, así como la literatura que ha abordado esta injusta demencia. La del Alzheimer es una situación difícil de comprender, pero no imposible. Por ello, y con motivo del Día Mundial del Alzheimer que hoy se celebra, apuntamos 5 títulos que podrían ayudar a la hora de enfrentarse a ella.

“Siempre Alice”, de Lisa Genova

Publicada por primera vez en 2015, esta novela ofrece un bello y estremecedor retrato del Alzheimer. La neurocientífica y escritora Lisa Genova narra la historia de Alice Howland, quien está orgullosa de la vida que ha construido: a los cincuenta años, es profesora de psicología en Harvard y una lingüista de fama mundial. Sin embargo, su vida, la de su marido y de sus tres hijos cambiará para siempre cuando empieza a sentirse desorientada y le diagnostican Alzheimer. ¿Qué piensa y siente Alice a medida que avanzan los años? ¿Cómo deja de ser la persona que era y cómo afecta esto a la relación con su familia? Estas páginas con lágrimas aseguradas ofrecen la evidencia de que, aunque olvidemos, el corazón sigue latiendo.

“Arrugas”, de Paco Roca

A través de las imágenes, Paco Roca ha cosechado un gran reconocimiento de público y crítica desde que lanzó “Arrugas” en 2007. Se trata de una novela gráfica en la que su protagonista, Emilio, un antiguo ejecutivo bancario de 72 años, llega a una residencia geriátrica con Alzheimer. Las amistades y el cariño de sus compañeros saciarán la impotencia de Emilio, intentando ayudarlo a que no lo trasladen a la planta de asistidos. De esta manera, este volumen añade otra constante de la literatura que aborda la demencia: son personas inteligentes, que han desempeñado una vida activa en lo laboral y que, cuando llegan a lo más alto, son sus propias mentes las que deciden descansar.

“Las amapolas del olvido”, de Andrea Gillies

Basada en su propia experiencia, Andrea Gilles es una periodista británica que realiza un relato enternecedor y estremecedor sobre el Alzheimer. La autora decidió dejarlo todo para dedicarse a cuidar a su suegra, Nancy, con principios de Alzheimer, en una vieja casa en el norte de Escocia. En la novela, narra cómo se dedica íntegramente al bienestar de la paciente y a ayudarle a vivir y a morir. Una narración, a veces cómica y otras trágica, centrada en el día a día, reflexionando sobre el ser, el funcionamiento de la mente, la necesidad del recuerdo y dando grandes lecciones de humanidad.

“Dr. Alzheimer, supongo”, de Douwe Draaisma

Más de 30.000 ejemplares se vendieron de este libro, que se tradujo a más de diez lenguas desde su publicación en 2012. Su autor, profesor de Historia de la Psicología, reconstruye con intención divulgativa y técnica narrativa los descubrimientos que llevaron a cabo doce psiquiatras y neurólogos que dieron con las respuestas a varios comportamientos de la mente humana. Alois Alzheimer, James Parkinson, Hans Asperger y Gilles de Tourette son algunos de los eminentes científicos que aborda la obra, que se sirve del contexto histórico y la vida personal de sus protagonistas para trasladar los momentos más estelares de la investigación de la mente.

“Entre brumas”, de J. Bernlef

La lenta e inexorable pérdida de contacto con la realidad de Maarten Klein es el hilo conductor de esta novela, publicada en 2010. El protagonista comienza a no distinguir entre el pasado y el presente, tomando a su esposa por una extraña y queriendo volver al trabajo que dejó hace unos años. “Detrás de mí en el umbral hay una mujer. Un mechón de cabello castaño le cae sobre la frente hacia el lado derecho. No me quita los ojos de encima”, escribe el autor, aludiendo a la angustia del olvido y a la sinceridad de los sentimientos. Un relato sobre la demencia y sobre una historia de amor tan intensa como trágica.