La fotografía más solidaria

La Fundación Balia subasta hoy en el Museo Thyssen veinte instantáneas de grandes artistas

La Fundación Balia subasta hoy en el Museo Thyssen veinte instantáneas de grandes artistas

Un ajedrez de madera, ¿o nos está engañando el ojo? Una colorida bicicleta sola, una mirada inquietante, Picasso en animada conversación en el Café de Flore, pinchos que salen de una silla, un remolino de movimiento en forma de vestido rojo. Así hasta veinte trabajos de algunos de los fotógrafos más reconocidos que han estado expuestos hasta ayer en el restaurante Lateral del Paseo de la Castellana: Chema Madoz, Miguel Río Branco, Brassaï, Elena del Rivero, Eduardo Marco, Isabel Muñoz, Hiroshi Sugimoto, Luis González Palma, Uta Barth, Juan Manuel Castro Prieto, James Casebere, Joan Fontcuberta, Noé Sendas, Bohnchang Koo, Alberto García-Alix, Lucas Foglia, Ori Gersht, Javier Vallhonrat, José Manuel Ballester y William Klein. Todos ellos se han sumado a una iniciativa solidaria que promueve la Fundación Balia a través de una subasta que se celebrará mañana en el Museo Thyssen-Bornemisza y que pretende, al menos, igualar el éxito de la celebrada en 2013 y que se convirtió en record histórico, pues la recaudación fue la más alta registrada en un acto solidario de esas características. María Entrecanales, presidenta de la Fundación, está muy ilusionada con un acto «que aglutina arte, tiene una parte solidaria que es vital y a la que se acerca un público que demuestra que posee sensibilidad. Ha sido muchísimo trabajo pero el que intervenga Christie’s y aporte su sello es un aval para nosotros», asegura. Este año, además, se ha unido Photoespaña.

La cruda realidad

Recuerda que las estadísticas están ahí y, por muy frías que parezcan, arrojan verdades que escuecen: uno de cada tres niños en nuestras ciudades vive en situación de pobreza. Ante esa realidad cruda, Balia trabaja sin descanso para conseguir que los más pequeños puedan llevar una vida digna: «Es muy duro darse cuanta de los daños ocultos que implican esa pobreza, de vivir en situaciones extremas, de incertidumbre, de falta de empleo, de estrés», comenta Entrecanales, quien añade que ésta será una fantástica oportunidad para adquirir obras de primer nivel a precios realmente buenos, entre casi 3.000 y casi 10.000 euros –concretamente, las más baratas son «Wall peper *Girl (Jil)», fotografía de 2015 de Noé Sandes y una imagen en color de un rodeo en Nevada obra de Lucas Foglia; las que parten con el precio más alto, «Spanish Bath Vertical», de James Casebere de 2003 y «Gran lucernario» de 2005 que forma José Manuel Ballester–. «Quiero destacar la gran calidad del evento, de las obras y de los artistas que han participado». Elegir una foto o un par de ellas cuesta, pero la presidenta de la Fundación Balia se decanta por algunas de las imágenes y explica los motivos: «La verdad es que me gustan todas. La subasta es muy global y hay bastante material donde poder elegir. Está, por ejemplo, Madoz, el rostro de una chica de García-Alix, que es muy ilustrativo de lo que él hace, con esa mirada. De William Kline, la imagen de un cine de Nueva York en blanco y negro, que es preciosa; la belleza de la imagen de Sugimoto, uno de los artistas japoneses más punteros, con esa pantalla en blanco, o esa mirada tan italiana que vierte Eduardo Marco en un pueblo abandonado, en ruinas. La calidad y el nivel son muy potentes y el apoyo de Photoespaña para nosotros ha sido fundamental», señala. El comité artístico está formado por la galerista Beatriz Guereta, Juan Várez, consejero delegado de Christie’s y María García Yelo, la directora de Photoespaña.

La cita es esta tarde a las ocho y todo está preparado para que marche sobre ruedas, incluso algunos de los artistas han confirmado que estarán presentes en el Museo Thyssen. Las entradas tendrán un precio de 35 euros y se podrán adquirir en Ticketea, e incluirán, además, la visita a la exposición temporal del Museo Thyssen «Zurbarán: Una nueva mirada». «Estamos muy ilusionados. Ojalá salga todo bien y podamos igualar a la de 2013 e incluso superarla. Lo que estamos ofreciendo tiene una alta calidad y además puede interesar mucho al público, por el tipo de obras y por los precios a los que salen», comenta María Entrecanales.

Los fondos que se recauden se destinarán al desarrollo de los programas socioeducativos de Balia, que están dirigidos a niños de entre 3 y 12 años en situación de desventaja social, académica y económica y cuyo objetivo es conseguir, a través de su modelo educativo y su escala de valores, que menores con pocas oportunidades desarrollen su riqueza personal para salir de la pobreza material y lleguen a ser ciudadanos y ciudadanas responsables. De los beneficios recaudados en el evento benéfico del 2013 se beneficiaron unos 859 menores de la Comunidad de Madrid.